Rosario: manifestantes pidieron por la liberación del joven que atropelló y mató a dos delincuentes que lo habían asaltado

Todo comenzó el jueves con una salidera que ocurrió en la calle Amuchastegui al 7900, donde los delincuentes interceptaron a su víctima y le quitaron dinero. Luego comenzó una persecución de varias cuadras que terminó a la altura de Juez Zuviría y Navarro, a metros de la comisaría local.

En ese sitio, el conductor de la camioneta Chevrolet S-10 logró alcanzar a los asaltantes, que huían en moto, y los embistió. El vehículo terminó impactando contra un árbol, provocando que uno de los ladrones falleciera en el acto, mientras que el otro quedó tendido en la vereda. Tras ser trasladado al hospital zonal con custodia policial murió ayer, quien fue identificado como Luciano Escudero, de 29 años.

En el lugar del hecho, por su parte, murió Diego Nicolás Quiroga García, de 25 años, quien quedó debajo de las ruedas de la camioneta. En diálogo con la televisión santafesina, el fiscal de Homicidios Patricio Saldutti explicó que las autoridades están “esperando el relevamiento de las cámaras (de seguridad de la zona) y lo que relaten los testigos, pero al parecer el desenlace final habría sido sobre la vereda”.

Si bien en un principio trascendió que los ladrones sorprendieron a su víctima en la puerta de un banco, el fiscal señaló que no está claro si en realidad lo hicieron cuando esta persona estaba saliendo de su casa. “El hecho del robo habría ocurrido en Amuchastegui al 7900 que, en principio, sería un domicilio familiar de esta persona, a 600 metros (de la escena del homicidio). Debajo de la camioneta se secuestró una mochila que tenía unos 2 mil dólares y 2 mil pesos argentinos”, reveló.

Además, el funcionario judicial precisó que el conductor del vehículo más grande “está en buen estado de salud y quedó detenido. “Hay cámaras tanto aquí, como en el lugar donde fue el robo y también a lo largo del recorrido, pero tenemos que determinar cuál fue el recorrido para poder tratar de conseguir esas imágenes”, agregó.

Imagen tras el hecho Imagen tras el hecho

Por otra parte, Saldutti confirmó que durante el relevamiento policial se secuestró una pistola 9 milímetros, pero aclaró que “no hay constancia de disparos” en la esquina donde el conductor atropelló a los asaltantes, pero sí donde sucedió el robo.

En este sentido, el fiscal detalló que “en los próximos días” se va “a evaluar la responsabilidad de los actos” del hombre que manejaba la camioneta, quien luego del choque se habría alejado caminando del lugar, pero fue detenido a las pocas cuadras y trasladado a la comisaría 17 de Fisherton. Un testigo del caso contó a la televisión que “el conductor de la camioneta chocó y del mismo miedo se fue y dejó la mochila con la plata tirada”, e incluso “después vino el padre, preocupado, preguntando por él”.

 

Fuente: Infobae