Rumor inquietante

Los periodistas sabemos que los rumores no son noticias, ya que es imposible verificarlos. Pero desde la caída del avión BE20 matrícula LV-CNT en el Río de la Plata va creciendo el rumor en las redes sociales, que algunos medios reprodujeron, de que el piloto fallecido en el siniestro había sido citado como testigo en el caso Ciccone, que tiene al vicepresidente Amado Boudou como principal sospechoso.

Leandro Larriera fue destacado por el propietario del avión, el empresario Federico Bonomi, como «un gran piloto, lo quería como un hermano», dijo el dueño de Kosiuko. Entre las víctimas se encontraban además Gustavo Fosco, director de Asuntos Públicos, Comunicación y RSE, y Fernando Sánchez, jefe de Prensa de Renault en Argentina. Ahora se trata de establecer si, efectivamente, Larriera debía declarar en la causa o se trata de un homónimo.

Compartir
Artículo anteriorRumor inquietante
Artículo siguienteBienaventuranzas