“Runners” violaron el aislamiento y fueron detenidos tras resistirse a volver a sus casas

En Mendoza son más de 1.200 las personas que fueron detenidas, notificadas e imputadas por violar la cuarentena obligatoria que rige desde el viernes 20 de marzo. En una semana, ese número de mendocinos infringió lo establecido en el artículo 205 del Código Penal. Se trata de ciudadanos que fueron detectados por policías en la vía pública y no pudieron justificar su presencia fuera de sus casas.
Cabe recordar que ante la propagación del virus Covid-19, el presidente Alberto Fernández dispuso el aislamiento social, preventivo y obligatorio, por el que – salvo quienes trabajan en rubros exceptuados en el decreto firmado por el jefe de Estado – todos los argentinos deben permanecer en sus casas y sólo salir en caso de tener que comprar artículos de primera necesidad.
En ese contexto, el jueves – en la tarde-noche – agentes de la Delegación San Rafael de la Policía Federal que realizaban recorridos preventivos en el parque Juan Domingo Perón, advirtieron que dos hombres realizaban actividades deportivas por el interior del espacio verde, razón por la que intervinieron para recordarles la vigencia de la cuarentena obligatoria.
“Dejen de joder, si salimos a correr nada más”, fue la insólita respuesta de los runners, reticentes a las órdenes policiales. Como consecuencia de esa situación, ambos fueron trasladados a la delegación de la PFA en el centro sanrafaelino, donde fueron notificados e imputados por infringir el artículo 205 del Código Penal, que sanciona a quienes incumplen medidas dictadas por autoridades competentes para evitar la circulación de una epidemia.
Uno de los detenidos, confirmaron ayer fuentes oficiales, fue exonerado de la Policía de Mendoza el año pasado.
En virtud de lo anterior, autoridades gubernamentales, judiciales y policiales recordaron que es indispensable el cumplimiento de la cuarentena obligatoria. E insistieron en que no habrá contemplaciones con quienes nada tienen que hacer en la vía pública.