Rusia: La desgarradora historia de Sasha, el bebé que nació sin ojos y su madre lo abandonó

Alexander, conocido como Sasha, nació hace un tan solo seis meses con una extraña condición que solo dos bebés en el mundo poseen: el niño no tiene ojos. Ahora, se encuentra en un orfanato esperando que una familia pueda adoptarlo, luego de que su madre decidiera abandonarlo.

La mamá de Sasha se crió en un hospicio ruso. Cuando quedó embarazada y se enteró de la malformación de su hijo, decidió abandonarlo allí, porque no sentía que ella pudiera hacerse cargo de él.

 

Una de las enfermeras que lo cuida, desde entonces, comentó que el pequeño Sasha es como cualquier otro niño y tiene el derecho a una familia.

 

“No es diferente a otros niños, juega y sonríe como cualquier bebé sano. Le encanta jugar y le encanta nadar. Es un bebé muy alegre, de hecho “, explicó en una entrevista con el periódico Siberian Times.

 

Los bebés que nacen con esta condición suelen tener muchos problemas de salud, pero según cuentan los médicos del orfanato de la ciudad siberiana de Tomsk, el caso de Sasha es particular.

 

“Sasha está pasando por todos los controles y pruebas regulares como cualquier otro bebé de su edad. Él lo está haciendo muy bien.”, dijo la doctora Tatiana Rudnikovich.

 

El niño tiene dos quistes benignos que, en los próximos meses, serán extirpados. Sin embargo, los médicos no creen que exista posibilidad alguna de que Sasha pueda ver.

 

Mientras la madre de Sasha rechazó su maternidad el mismo día que el pequeño nació, no hay información de su padre. El niño aguarda la adopción de una familia rusa, pero los médicos revelaron que en el caso de que nadie se presente podrían dárselo a padres de nacionalidad extranjera.