Ruta congelada y vuelcos en el camino a Mendoza

La ola de frío en Mendoza no da tregua y ayer en la mañana se registró una muy baja temperatura que generó congelamiento en calles y rutas de la provincia, lo que trajo como consecuencia varios accidentes de tránsito.
El martes, luego del feriado por el Día de la Independencia, la ruta 143 y posteriormente la 40, que conectan el Sur con el Valle de Uco y el Gran Mendoza, fueron escenarios de al menos tres siniestros y los vehículos que los protagonizaron terminaron volcados.
A raíz de los incidentes viales, desde Gendarmería Nacional, con jurisdicción en ambos caminos, resolvieron interrumpir el tránsito hasta pasado el mediodía, cuando el sol entibió la tarde y la situación se normalizó sobre las rutas. Mientras perduró el corte, el único camino que unió al sur con el norte fue la ruta 153, que va desde Monte Comán a Santa Rosa y luego conecta con la ruta nacional 7.
Uno de los vuelcos tuvo lugar en la ruta 143 a la altura del Divisadero de las Águilas, zona donde la semana pasada se produjeron hechos similares. En este caso, el conductor de una camioneta Nissan Frontier, a raíz del congelamiento de la calzada, perdió el dominio del vehículo y volcó hasta terminar, con las ruedas hacia arriba, a un costado del camino.
Afortunadamente, señalaron fuentes policiales, no hubo que lamentar heridos de gravedad. No obstante, desde la Policía remarcaron la importancia de ser precavidos cuando circulamos sobre caminos propensos a congelarse en jornadas de baja temperatura, tal como sucede en el Divisadero.

Compartir
Artículo anterior¡Qué mundo!
Artículo siguienteFrase