Sacrificaron a miles de visones en los Países Bajos para evitar un brote masivo de COVID-19

Buscan que los animales de granjas del sur del país no contagien a los empleados. Aceleran el proceso para prohibir la cría de la especie en cautiverio.

Las autoridades sanitarias de Países Bajos detectaron un brote de COVID-19 entre los visones criados en una granja en la ciudad de Gemert, al sur del país, lo que eleva a veinte el total de explotaciones afectadas hasta el momento por el coronavirus. El Ministerio holandés de Sanidad confirmó que sacrificaron a los animales.

El SARS-CoV-2 fue detectado gracias a las actividades de monitoreo de «alerta temprana», establecido por las autoridades en abril después de confirmarse los primeros casos, y que permite que los animales sean sometidos a pruebas semanales para detectar el coronavirus en una fase temprana y evitar el contagio a los empleados.

El Ministerio de Sanidad y el de Agricultura explicaron, según informó el medio Hart Van Nederland, que los 7000 visones de esta granja de Gemert, junto a los 4300 mamíferos de otra en Landhorst, en la misma región, fueron sacrificados para evitar que haya brotes masivos. A estos dos establecimientos se les suman unos veinte analizados desde abril, donde también se descubrieron ejemplares contagiados.

El Gobierno, además, impuso las medidas preventivas de prohibir el transporte de visones en todo el país, como así también canceló las visitas a los establos. Además, reforzó los protocolos de higiene para evitar la propagación del COVID-19, después de haberse producido al menos dos contagios de animal a humano, los primeros conocidos en todo el mundo desde comienzos de la pandemia.

Las autoridades holandesas detectaron el coronavirus en las granjas de visones a fines de abril, cuando los cuidadores observaron problemas respiratorios y gastrointestinales entre los animales.

La crianza de estas especies estará legalmente prohibida a partir de enero de 2024 después de una decisión del Tribunal Supremo, que cuestionó en 2013 la moralidad de cuidar de estos animales para después despojarlos de su pelaje.

Sin embargo, después de detectarse el coronavirus en estas granjas, el Parlamento votó para acelerar su cierre completo antes de fin de 2020, aunque el Gobierno todavía analiza de qué manera compensar a los criadores para que lo hagan voluntariamente. En Países Bajos hay unas 130 granjas de cría de visiones, con más de 800.000, criados para el sector peletero.

Fuente: TN