Salió de la cárcel, lo detuvieron por robo 72 horas después y ahora volvió a ser condenado

Dos jóvenes de 26 años fueron condenados esta semana después de ser detenidos por un robo en una vivienda de Pueblo Diamante. La particularidad de la causa es que ambos sumaron la tercera reincidencia y uno de ellos fue apresado por la Policía apenas 72 horas después de salir de la cárcel, donde permaneció 8 años.
Este hecho se remonta al martes 1 de octubre, cuando un llamado al 911 indicó que sobre calle Barcala, en Pueblo Diamante, tres sujetos caminaban cargando elementos de dudosa procedencia. Hasta ese lugar se desplazaron agentes policiales, quienes interceptaron a los sospechosos antes de que intentaran cualquier maniobra evasiva.
Al requisarlos, los uniformados detectaron que en su poder tenían un televisor, ropa de cama y otros bienes, cuya procedencia no supieron justificar. Ante esa situación, dos de los detenidos fueron trasladados a la Comisaría 8ª y el menor de 16 años a la Comisaría del Menor.
Una vez en la dependencia, se identificó a los mayores como Esteban Ceferino Báez y Sebastián Jairo Arrieta. El sistema informático policial arrojó un sinfín de antecedentes en el prontuario de cada uno de los malvivientes, con un dato llamativo: Báez había salido de la penitenciaría de la avenida Mitre apenas 72 horas antes, luego de purgar una condena de 8 años por diferentes delitos contra la propiedad. En tanto que Arrieta, señalaron fuentes judiciales, había recuperado su libertad el 7 de agosto.
Cuando Arrieta y Báez estaban alojados en la dependencia policial, surgió la denuncia de un vecino de calle Pringles, quien se había retirado de su casa y al regresar descubrió que ladrones –tras forzar una de las aberturas del inmueble– habían accedido para llevarse diferentes objetos de valor, coincidentes con los que anteriormente había secuestrado la Policía en poder de los detenidos.
La causa se judicializó y recayó en la Fiscalía de Instrucción Nº 2, comandada por el doctor Javier Giaroli. El representante del Ministerio Público, con las sólidas pruebas que había en la causa, avanzó sin obstáculos en la investigación y llegó a un acuerdo con la defensa de los acusados para concretar una audiencia de flagrancia.
Finalmente, tras la homologación del proceso por parte del juez Gabriel Ravagnani, Báez y Arrieta fueron condenados a 2 años de prisión efectiva y declarados reincidentes por tercera vez, lo que implica el cumplimiento total de la pena impuesta.