San Rafael: un “bosque informativo” a base de esfuerzo

Según una investigación impulsada por el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA), San Rafael constituye un “bosque informativo” donde “hay condiciones razonables para el ejercicio de un periodismo profesional, que permite a las personas informarse sobre los problemas de su entorno y mejorar la calidad de la vida pública local”.
De los resultados del estudio, que repasa la realidad periodística de todo el país, se infiere que San Rafael se encuentra en un sitio prestigioso dentro de esas categorías, puesto que tres cuartas partes del país sufren hoy un “desierto” o “semidesierto informativo” (sus ciudadanos carecen de medios que los informen de noticias locales y las condiciones para el ejercicio del periodismo profesional son muy débiles, pues hay “un paisaje monocromático, árido, seco y proclive a los espejismos”).
Gracias a los medios locales, que producen sus contenidos, el público disfruta de “vegetación y variedad de ecosistemas informativos” y “condiciones para ejercer un periodismo profesional activo, donde es posible encontrar luces, sombras, matices, diversidad y oxígeno”. Esto es trascendente para la evolución de comunidades como la nuestra ya que, tal como afirma el estudio, “la ausencia de información periodística respecto de cuestiones que inciden en la calidad de vida y en la ciudadanía condiciona la capacidad para tomar decisiones inteligentes en materia de salud, gobierno, educación, trabajo, seguridad o la Justicia. Los pobladores de los desiertos informativos están expuestos a padecer exclusiones y privaciones de derechos que disminuyen sus oportunidades de desarrollo”.
Diario San Rafael y FM Vos (94.5) son parte de este fenómeno y, sin ánimo jactancioso, debemos admitir y asumir que son medios que se han constituido, con el correr del tiempo, en una referencia dentro del creciente espectro comunicacional y periodístico lugareño. Asumimos esos retos con la responsabilidad de ser cada día un poco mejores y, si bien aún transitamos el largo camino hacia la excelencia, debemos decir que las satisfacciones que depara el hecho de habernos convertido en medios elegidos por nuestros coterráneos vale cualquier tipo de pena y esfuerzo.