San Rafael ya tiene un campo experimental para el cultivo de ricino

En un predio de la calle Tulio Angrimán se pueden observar unos cultivos “no tradicionales” para la geografía sanrafaelina. En el lugar se pueden ver las hileras de estas plantas de ricino que forman parte de una propuesta experimental en San Rafael.
El proyecto comenzó en el mes de noviembre con el acondicionamiento del predio y la plantación de los ejemplares. Al día de hoy se pueden observar como las plantas ya tienen una altura considerable de entre 40 y 50 centímetros.
El ricino es una planta originaria de África tropical, alrededor de Etiopía, pero se ha naturalizado en áreas tropicales y subtropicales de todo el mundo por tener gran capacidad para invadir territorios.
Desde la Incubadora de Empresas “Génesis” vienen colaborando con el proyecto que es un campo experimental de genética y explicaron que “tiene beneficios ambientales y técnicos que representan una gran oportunidad para el desarrollo local”.
El proyecto impulsa la extracción de aceite de la semilla de la planta el cual “ya tiene un mercado internacional creciente, se puede aplicar uso medicinales, (farmacológico) cosmética y sustitución del petróleo en plástico, lubricantes. Es un producto que también se utiliza en la producción de fibra óptica, vidrio a prueba de balas, prótesis óseas, etc”, explicaron.
La semilla del Ricino pretende convertirse en el cultivo energético de mayor valor agregado del mercado, y la alternativa más sustentable económica y ecológicamente.
Hay que destacar que una de las ventajas de esta planta es que es un cultivo rústico que posee como una de sus principales características su resistencia a las heladas así como su buen desempeño en altas y bajas temperaturas. Además se trata de un cultivo ecológico que califica a los requerimientos del protocolo de Kioto dado que es un excelente recuperador de suelos y puede utilizarse en tierras no aptas para cultivos convencionales dejando luego de 5 años un suelo fértil para cualquier otra siembra sin utilizar fertilizantes químicos.