Sanrafaelinos cuentan su experiencia en Amsterdam

Romina Serrano y Emiliano Formidabili estuvieron el año pasado viviendo una gran experiencia por Amsterdam, y aprovechando la cercanía de otros países, pudieron conocer increíbles lugares. Con la idea de salir de Argentina y conocer otras culturas, ambos se encaminaron en esta experiencia para no vivir en estos lugares como turista, sino como un ciudadano más.

“Al principio uno siempre tiene miedo a lo desconocido, al principio pensás que salís de la zona de confort y te va a pasar algo malo. Es que llegás a una cultura totalmente desconocida, y aunque nos costó, logramos conseguir un departamento, trabajo, porque está bueno vivir otras culturas, conocer gente de todas partes del mundo”, recordó Romina.

Amsterdam es “totalmente distinto a nosotros”, según afirmó Serrano, y añadió que “son muy estructurados, todo es muy organizado, es una ciudad muy linda, limpia, cuidan mucho el medio ambiente, todos andan en bicicleta, desde el trabajo hasta el bar en la noche o el boliche”. Precisamente esta es una ciudad diseñada para la comodidad del ciclista, según pudieron comprobar los chicos.

Emiliano trabajó en el área de logística de una tienda de ropa muy importante y Romina logró ubicarse como contadora. Señalaron que la ciudad es muy abierta a los extranjeros y hay mucho trabajo, con una importante comunidad de latinos.

“Había varios argentinos porque era la primera vez que se hacía la Working Holiday para nosotros, hicimos un grupo relindo con ellos, en mi trabajo había chicos de España, Perú, Venezuela y Colombia, y al final terminas creando más afinidad con ellos”, agregó Romina. También habló de un lugar muy seguro, en el que “no te dicen nada cuando vas en la calle caminando, la seguridad para las mujeres es muy linda y aparte poder regresar en bicicleta a cualquier hora es una gran ventaja”.

A nuestro país lo relacionan por supuesto con Messi, y a su vez con un lugar que queda “muy lejos”, como les decían las personas siempre que se enteraban que venían de la Argentina.

Estuvieron también en Italia, Francia, Alemania, Bélgica, adonde fueron como turistas., Aprovechaban los fines de semana largos o cualquier oportunidad para poder recorrer. Ahora regresaron a Argentina impulsados por el amor a su tierra y el cariño de sus familiares.

“Siento que ahora tenemos el corazón dividido, seguimos en contacto con las personas de allá, los extrañamos y a los dos nos costó mucho irnos, porque es como que ya es tu hogar, cada vez que nos íbamos de viaje y regresábamos sentíamos que volvíamos a nuestra casa”, expresaron.

Finalmente indicaron que les gustaría que nuestro país tuviera una estabilidad económica y un orden como lo tiene Holanda. También el respeto que tienen por el otro, “acá la sociedad de a poquito va creciendo y estamos entendiendo las diferencias sociales, las diferencias de elecciones sexuales, pero allá es algo totalmente natural, allá dejas vivir al otro mientras no moleste tu espacio, no te moleste a ti”.