Sanrafaelinos preparan una travesía por las montañas colombianas

El parque nacional Los Nevados se encuentra a 350 kilómetros de la ciudad de Bogotá, la capital colombiana. Está enclavado en la región productora de café de los Andes colombianos centrales, en el eje cafetero, y es adonde Francisco Ramos, profesor de Educación Física y futuro guía de montaña, y Marcos Herrero, miembro de la comisión del Club Andino Sosneado, quieren llegar este año.
“Tiene unas características muy lindas esta travesía, porque se recorren los distintos pisos térmicos de Colombia”, explicó Ramos, y añadió que “se trata de los Andes tropicales, todos piensan en ese país por el mar y sus playas, pero Colombia tiene ecosistemas muy diversificados y la última parte de la Cordillera de los Andes se encuentra ahí y se divide en tres: central, occidental y oriental”.
En ese marco, la aventura comenzaría a una altura de 2.000 msnm, donde el clima es muy húmedo -zona selvática-. Luego, a una altura más elevada, se encuentra un ecosistema alpino intertropical denominado “páramo”, en el mundo solo cuatro países lo poseen. “El objetivo es hacer cumbre en el Nevado del Tolima, donde se transita por morrenas glaciares antes de la cima”, añadió el profesor.
Ramos ya hizo parte de una expedición similar en Colombia el año pasado con cinco compañeros más de San Rafael, Rosario y Bahía Blanca. “Encontramos esta travesía que la vimos viable, fue muy linda la experiencia de vivir un montañismo en otro ecosistema totalmente distinto, donde llegas al máximo, que son los 4.000 metros, llenos de vegetación, cuando aquí en los Andes a esa altura no encontrás una planta por ningún lado”.
Asimismo, destacó aspectos como la amabilidad de los colombianos y las amistades que lograron hacer y que hoy les brindan una ayuda con la logística de esta nueva expedición.
Por su parte, Marcos expresó que para el club es una alegría y un desafío por primera vez organizar una salida a Colombia. “Si bien ya veníamos con dos anteriores a Perú, que es una cordillera magnífica, nos juntamos con alegría para armar una salida y nos sedujo por los ecosistemas, por todo el desafío que conlleva, realmente creemos que es significativa en esto de aprender sobre distintas montañas de la cordillera”.
Y aunque el viaje se realizaría del 2 al 11 de agosto, los organizadores ya realizaron la primera reunión informativa para invitar a más amantes del montañismo a que se sumen a esta travesía.
“La expediciones arrancan con una primera juntada, en esto como hay objetivos, la idea es comenzar a organizarnos, ver toda la logística, lo que realmente nos motiva ante estas grandes expediciones que no son fáciles de armar, y más que uno en esto busca bajar los costos al máximo. Hoy salir al exterior es bastante caro”, finalizó Herrero.