Santiago Colombatti: “Trato de esforzarme, seguir insistiendo y poder cumplir mi sueño que es triunfar en el fútbol”

El volante juega en la Reserva de Atlético Rafaela

Son muchos los futbolísticas del ámbito local que toman la decisión de irse afuera de la ciudad en búsqueda de su sueño que es transformarse en jugador profesional. Uno de ellos es Santiago Colombatti, volante creativo surgido de las divisiones inferiores del Sportivo Pedal Club, que a sus 18 años se encuentra jugando en Atlético Rafaela.

Aprovechando este parate para visitar a su familia, el jugador dialogó con Diario San Rafael y nos contó sobre su presente: “Estoy en San Rafael pasando la cuarentena, y después de estar mucho tiempo lejos de casa es muy importante poder disfrutar de la familia. En cuanto a los trabajos que hago, el profesor del club nos manda distintas actividades semanales, me estoy entrenando bien y tengo muchas ganas de estar en una cancha junto a mis compañeros”.

“No quiero perder tiempo y menos en esta edad en la cual que es límite para firmar contrato o no, por eso trato de esforzarme, seguir insistiendo y poder cumplir mi sueño que es triunfar en el fútbol”,  expresó Santiago.

Con 18 años buscará llegar a la Primera

Sobre su llegada al club y su vida, puntualizó:  “Hace 3 años que estoy en Atlético Rafaela, mi llegada al club se produjo mediante un seleccionado de San Rafael que viajó a fines del 2017 donde fuimos primero a Unión y después a Rafael. Gracias a Dios tuve una buena tarde y me eligieron para presentarme a la pretemporada a comienzos del 2018”

“La ciudad es muy tranquila, similar a San Rafael, y al principio me costó adaptarme porque no es fácil de un día para el otro irse de casa, adaptarse a otras cosas, personas y amigos. Pero gracias a Dios supe adaptarme a través del tiempo y puedo decir que estoy adaptado y estoy contento en el lugar que me toca estar”, recalcó.

En cuanto a estos años que lleva en la institución, especificó: “Cuando llegué arrancamos con amistosos y tuve la mala fortuna de lesionarme la clavícula que me impidió estar mucho tiempo afuera de las canchas, siendo un momento muy difícil para mí. Estuve tres meses sin jugar pero me preparé para jugar porque era lo que más quería y cuando volví fue de la mejor manera terminando un año fantástico donde pude entrenar en la Reserva, el año pasado también tuve la mala fortuna de tener una distención de ligamentos en la rodilla que me dejó afuera pero volví y me afiancé entre los titulares, me gané un puesto y terminé jugando que era lo más importante”.

Además nos comentó: “Lo poco de este 2020 fue positivo porque tuve la posibilidad de terminar toda la pretemporada con el club, subí a entrenar con el plantel profesional y jugué partidos amistosos con la Reserva donde posteriormente pude hacer mi estreno como titular en el campeonato”.

Al referirse a sus comienzo en el fútbol, remarcó: “Llegué a Pedal a los 8 años, mis abuelos, tíos y primos son muy hinchas del club por eso mi papá me llevó. Yo siempre sentí un amor inmenso por Pedal, es mi casa y es quien me formó como jugador y persona, sé que si algún día soy jugador profesional anhelo con poder terminar en el club que me vio nacer”.

“Pedal me dio muchas alegrías, estoy agradecido a todos los compañeros que tuve y la gente que me ayudó para estar en el lugar donde me toca estar. Esto es parte de ellos, extraño todo de la institución pero quiero luchar por mi sueño, seguir por la familia, por mí y no hay nada más lindo que vivir de lo que uno le gusta”.

Concluyendo la nota habló de cómo es estar en Atlético Rafael: “El club tuvo la posibilidad de haber jugador en Primera División y si bien está en la Nacional, me sorprendió mucho la gente que trabaja adentro, es una institución muy sana, apuesta mucho a los jugadores del club y es la motivación para cada uno de nosotros. En lo personal disfruto del día a día, vivo en la pensión y somos alrededor de 35 chicos de diversas provincias que nos acompañamos en todo y con el tema del colegio son estrictos porque si no estudiás no jugás, estoy en quinto y último año de la secundaria, ya falta poco para terminar pero la idea es seguir estudiando”.