Se contrajo casi 4% la economía de Mendoza en cinco años

Entre 2013 y 2018 la economía de Mendoza se achicó 3,6%, afectada por la fuerte caída en los niveles de consumo, el comportamiento del tipo de cambio y el poco acceso al financiamiento. Una buena noticia es que el año pasado se registró un leve repunte del 0,3% pero, para los especialistas, todo indica que 2019 cerrará en baja.

Los resultados se desprenden de la medición del Producto Bruto Geográfico (PBG) realizada por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE). El PBG se define como “la suma de los valores agregados brutos de todos los bienes y servicios producidos por la economía de una región”. Es decir que si ese indicador crece, significa que la economía se está expandiendo y, si el valor cae, es porque la economía se está achicando. En este caso, los datos oficiales demuestran que Mendoza sufrió una evidente contracción.

Los sectores clave

La retracción de la economía mendocina se acentuó en algunos sectores en particular. Uno de los que mayor incidencia tuvo en el período analizado fue el de la “industria manufacturera”, que cayó un 24,2% en esos cinco años. No es un dato menor, teniendo en cuenta que ese rubro representa el 14% del PBG total.

Si se mira hacia el interior de la industria, se encuentran bajas pronunciadas en elaboración de bebidas (-36%) y refinación de petróleo (-10%). En el primer rubro está incluida toda la actividad de las bodegas y en el segundo, todo el sector hidrocarburífero. Entre ambos logran casi el 80% de la producción de la industria mendocina en su totalidad.

Otro sector que resulta clave para explicar la contracción económica de la provincia es el “agropecuario”. De 2013 a 2018, la producción de ese rubro bajó 14,4%. En ese caso, las actividades más preponderantes fueron la fruticultura, que sufrió una caída del 22%, y la viticultura, que se retrajo un 14%.

Ayudaron a atenuar la baja los ganaderos dedicados a la cría de ganado vacuno y caprino que, pese a la crisis, lograron creer un 18%. 

El tercer sector destacado es el de “comercio, restaurantes y hoteles”. En los cinco años tomados en consideración, las empresas dedicadas a esa actividad tuvieron una caída del 10,2%. Si bien es un porcentaje menor al de los otros sectores mencionados (industria manufacturera y agropecuario), se trata del ítem de mayor peso dentro del PBG total de Mendoza (22%).

Al desglosar el rubro, sobresale el achicamiento del comercio mayorista (-5%) y la fuerte baja del comercio minorista (-18%), ambos condicionados por la pérdida del poder adquisitivo de los salarios y el encarecimiento de la financiación, por la suba de las tasas de interés.

 

Fuente: Los Andes

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorNoviembre es el mes de la concientización del Cáncer de Próstata
Artículo siguienteCaso Fortunato: la situación de Julieta Silva se resuelve entre esta tarde y mañana