Se espera que más usuarios accedan a la tarifa social de gas

A partir de noviembre cambiarán los requisitos para que los usuarios del servicio de gas puedan solicitar la denominada “tarifa social”. Es que el secretario de Energía, Darío Martínez, solicitó a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) dejar sin efecto limitaciones que se habían impuesto para solicitar el beneficio.
Fernando Goyeneche, miembro de la Asociación de Consumidores Mendocinos, dijo a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael que de acuerdo a la normativa de un decreto del año 2016 de la Secretaría de Energía, están habilitados para adquirir esa tarifa social los jubilados que cobren igual o menos de dos haberes previsionales; las personas desempleadas que cobren igual o menos a dos remuneraciones brutas de acuerdo al salario mínimo, vital y móvil; los titulares de monotributo social; las personas incorporadas al Régimen Especial para empleadas del servicio doméstico; quienes cuenten con Certificado Único de Discapacidad (CUD); y quienes estén percibiendo un seguro de desempleo. “Eso es lo que me da derecho a acceder al servicio de la tarifa social; todas esas personas tienen derecho salvo que tengan más de un inmueble, un auto con una antigüedad menor a 15 años, aeronaves o embarcaciones de lujo”, señaló.
Desde el organismo, en 2016 y 2019 se habían determinado algunos criterios de exclusión para los que solicitaran el beneficio que ahora fueron eliminados.
Entre los criterios que se eliminaron están cruces de información que debía realizar ANSES, como por ejemplo la verificación de la titularidad de otro medidor en las relaciones familiares declaradas ante ese organismo y el proceso de control de derecho mensual. “Había ciertas personas que quizás en la normalidad estaban debajo de los dos salarios y por lo tanto les correspondía el beneficio, pero por un mes en particular (habían hecho unas horas extra o habían cobrado algo extraordinario, por ejemplo) se las excluía porque el control era mensual”, agregó.
A raíz de estos cambios, se espera que más personas logren sumarse al programa y que, por otra parte, quienes ya están incluidos no dejen de tener ese derecho.