Se identificó un síntoma clave de insuficiencia cardíaca

Un estudio del UT Southwestern Medical Center, en Dallas, Estados Unidos, reveló que los pacientes que experimentan falta de aire al agacharse pueden ser víctimas de una insuficiencia cardíaca grave. En este sentido, el centro médico incluyó entre sus conclusiones la necesidad de reportar estos síntomas lo más rápido posible a un cardiólogo, ya que seguramente será necesario realizar modificaciones en el estilo de vida e incluir medicación.

Por ello, si se detecta falta de aire al agacharse para ponerse el calzado, al realizar una actividad en el jardín o al recoger algo del suelo, entre otras actividades, puede ser una advertencia clara para visitar a un cardiólogo a la brevedad. A esta conclusión llegaron los investigadores del UT Southwestern Medical Center después de evaluar a 102 pacientes.

La responsable del estudio, una profesora de medicina de la División Cardiología del centro médico, explicó que los pacientes pensaban que la falta de aire era un síntoma exclusivo del exceso de peso o de una mala preparación física. Sin embargo, el equipo de profesionales decidió explorar este tema con profundidad: medir la presión cardíaca de los pacientes directamente dentro del corazón a través de un cateterismo cardíaco.

Mediante este método, se puede conocer el gasto cardíaco, que describe la cantidad de sangre que el corazón bombea cada minuto, lo que sirve para conocer la efectividad de este órgano para distribuir sangre al resto del cuerpo. Así, los especialistas determinaron que los pacientes que experimentan falta de aire al agacharse poseen demasiado líquido acumulado en el organismo.

De acuerdo con datos de la Asociación Americana del Corazón, unos cinco millones de personas padecen algún tipo de insuficiencia cardíaca en Estados Unidos, y un 10% de éstas padece un cuadro avanzado. Además de los síntomas descubiertos por este centro de investigaciones, las fallas en el corazón pueden salir a la luz de diversas maneras. Por ello, es necesario prestar atención a otros eventuales síntomas: inflamación en tobillos y pies, palpitaciones, dificultad para dormir, falta de aire al hacer un esfuerzo y aumento de peso.

La falta de aire se considera un síntoma que delata una condición que se ha ido agravando y que debe modificarse con un cambio en el estilo de vida y con medicamentos. Asimismo, la insuficiencia cardíaca es una condición crónica que con un tratamiento adecuado se puede controlar, mientras que la actividad física regular puede significar una gran diferencia para evitar que avance la patología.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorCulminó el Apertura 2014 de ajedrez
Artículo siguiente¡Qué mundo!