Se inauguró la Unidad Penal X de El Cerrito

Con dos módulos de 26 celdas cada uno, y capacidad para alojar a 156 internos, ayer fue inaugurada y puesta en funcionamiento la Unidad Penal X, un edificio que está ubicado en el mismo predio en el que actualmente funciona la Colonia Penal “Sixto Segura”. En el acto estuvieron presentes el Gobernador Alfredo Cornejo y el ministro de Seguridad, Gianni Venier.
Asistieron también el director de la cárcel, Roberto Mango; el director del Servicio Penitenciario, Eduardo Orellana, los intendentes de Ciudad de Mendoza, Rodolfo Suárez y Junín, Mario Abed,el director de la región Sur del ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Abel Freidemberg, y Ricardo Vergara, en representación de la Municipalidad de San Rafael.
Esta unidad penitenciaria que alojará –según el gobernador– a los hombres de mayor edad que se encuentran en la actualidad en la cárcel de avenida Mitre.
“Hoy inauguramos 150 plazas nuevas. Es una obra de muchísima calidad (de estándares internacionales), para mejorar las condiciones de vida de quienes están presos. Esto ayuda a la resocialización de los detenidos –porque son espacios de menor hacinamiento– que es a lo que aspira al sistema para bajar los niveles de inseguridad, un edifico nuevo de esta envergadura es una inversión enorme para el Estado provincial para prevenir y, desde luego, para reprimir los actos de inseguridad”, destacó y agregó: “En la provincia hay un plan ejecutándose en materia de seguridad y un plan específico en materia de incremento de plazas pero de gerenciamiento de otra forma de las personas privadas de la libertad”.
Hizo hincapié en que el suyo “es un gobierno de mano dura, un gobierno en el que se hace cumplir la ley, donde todas las personas que andan con armas tienen que esperar su juicio en prisión, con lo cual se agranda el número de privados de la libertad”. Recordó que cuando él asumió había 3.700 detenidos y que en la actualidad, hay 4.600. “Sobre el mismo espacio físico, se produce un hacinamiento que no permite resocialización, pero privilegiamos que esas personas estén detenidas, que no recuperen la libertad”, dijo. En los casos de prisión domiciliaria, se aplicó el uso de pulseras magnéticas, siendo Mendoza la que más posee activadas actualmente en el país.

Señaló que gracias a diversas políticas que se están llevando adelante, ha disminuido el robo agravado en un 45% desde 2015 a la actualidad, y de manera considerable –bajo estándares internacionales– el número de homicidios. “¿Estamos conformes? No, de ninguna manera, creemos que se puede seguir bajando y creo que demanda la ciudadanía de Mendoza, de San Rafael seguir bajando estas estadísticas y lo podemos hacer si mantenemos este plan a rajatabla, si mantenemos y continuamos este plan de gobierno y judicial en particular, con respecto a estas personas que portan armas, a estos sociópatas que nos tienen a maltraer la convivencia de los mendocinos”, aseguró.
La Unidad Penal X, se sumó a obras similares, como Almafuerte II (en Gran Mendoza) y la Cárcel Federal cuya primera etapa de la obra fue recientemente finalizada. Además, se construirán nuevas comisarías y otras dependencias policiales.
Cornejo ve con suma importancia que los detenidos tengan un espacio dentro de los penales para desarrollar el estudio y el trabajo, como una manera de alcanzar la resocialización, y eso es algo en lo que hace especial hincapié de manera permanente, como así también cómo se mejoró en los llamados “tiempos de la Justicia” en Mendoza. “A lo largo de este tiempo logramos que los procesos sean más ágiles, antes el 66% de los presos estaba en proceso sin condena esperando entre 3 o 4 años, hoy con 900 personas más privadas de la libertad se ha invertido la cifra y más del 60% está condenado, eso es lo que generaba violencia. Una vez que la persona recibe la condena se concentra en tener beneficios para salir antes de esa condena y recuperar la libertad, entonces trabaja o estudia”, afirmó el gobernador.