Se jubila Norberto Jamsech y Rossi podría ser la fiscal del juicio a Julieta Silva

El 1 de agosto el fiscal de cámara Norberto Jamsech se acogerá a los beneficios de la jubilación y después de 31 años de carrera, le pondrá fin a su rica trayectoria en el Poder Judicial de la Segunda Circunscripción.
“Cumplo 66 años y durante 41 años le dediqué la vida al trabajo. Mi salud requiere mayor atención, como así también otras actividades que me gusta practicar, como tocar el piano o hacer ejercicios físicos”, contó a Diario San Rafael y FM Vos (91.5).
“Durante mi carrera me he rodeado de gente linda y honesta, tanto durante mi etapa de fiscal de instrucción como de cámara”, destacó Jamsech.
El fiscal, si bien afrontó numerosa cantidad de procesos judiciales, tiene en su retina al menos tres juicios en los que le tocó ser parte y que tuvieron lugar a partir de los crímenes donde resultaron víctimas Sebastián Bordón (1997), Nélida Villar (2013) y Roxana Toledo (2015).
“Fueron casos que conmocionaron a todos y de investigaciones complejas”, sostuvo Jamsech y evaluó su paso por tribunales: “La pasión de mi vida fue estar de un lado y otro del estrado, como defensor y fiscal”.

Caso Fortunato
Norberto Jamsech se jubila en la antesala del juicio a Julieta Silva por la muerte de Genaro Fortunato y no será fiscal del esperado debate que arranca el 14 de agosto.
En virtud de lo anterior, todavía no se sabe con certeza quién reemplazará a Jamsech, aunque las mayores posibilidades las tiene Andrea Rossi, representante del Ministerio Público que tuvo a cargo toda la investigación.
Sucede que Víctor Giambastiani, el otro fiscal de cámara que tiene San Rafael, es hermano del perito oficial que desarrolló el informe de las pericias lumínicas y mecánicas que se realizaron meses después de la muerte de Fortunato.
Por otra parte, si bien Pablo Peñasco, actual juez de garantías, podría ocupar el puesto de Jamsech como fiscal de cámara, no podrá ser parte del juicio a Silva porque durante la instrucción le tocó ratificar la imputación de la joven y confirmar su prisión preventiva en la cárcel, lo que después fue revocado por el tribunal de apelaciones.
En relación a la causa Fortunato, Jamsech consideró que “es un caso muy complejo, en el que es importante que se haga la reconstrucción del hecho para determinar el grado de visibilidad de aquella madrugada y lo que sucedió antes del hecho”.
Jamsech no pasó por alto la repercusión que tuvo el caso de la muerte de Fortunato y criticó con dureza a quienes realizan comentarios en redes sociales o foros de medios sin conocer con exactitud el proceso judicial. “Lo que he leído es un asco. Muchos de los que comentan son descerebrados y desequilibrados. A la Justicia siempre se llega con la valoración de la prueba”.