Se llevaron 30.000 pesos de una vivienda

El domingo, en plena siesta, un hombre descubrió que ladrones habían ingresado a su casa durante su ausencia.
Al regresar a su propiedad de calle Comandante Salas al 500, la víctima comprobó que desconocidos habían forzado la puerta de la vivienda. Una vez en el interior, los ladrones sustrajeron 30.000 pesos en efectivo que hallaron en una de las habitaciones. Con el dinero en su poder, los delincuentes escaparon con rumbo desconocido y nada más se supo de ellos.
Tras verificar el hecho, el dueño de la casa llamó al 911 y hasta el lugar se desplazaron agentes policiales, quienes realizaron las correspondientes actuaciones.
En la Comisaría 32ª se abrió una causa caratulada “Robo”.