Se reanudó el juicio del Próvolo y esperan que reproduzcan las cámaras Gesell

Se reinició este miércoles el juicio por los abusos sexuales a alumnos hipoacúsicos del Instituto religioso Próvolo de Luján de Cuyo.

Durante este miércoles se espera que una especialista de neurociencias explique la situación del jardinero imputado Armando Gómez, manifestando que presenta las facultades necesarias para ser juzgado.

Además la querella manifestó que esperan que el juicio avance, que comiencen a hacerse públicas las casi 50 cámaras Gesell y los testimonios que tiene la causa.

El debate del Próvolo se inició a principios de agosto y casi no ha avanzado por planteos de la abogada defensora, Alicia Arlotta, sobre la posible inimputabilidad de alguno de los imputados.

Cabe recordar que en el banquillo de los acusados están sentados los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi, junto al jardinero Armando Gómez. Los tres deben responder por una serie de abusos sexuales y «corrupción de menores».

El juicio, primero sobre estos vejámenes, se realiza a puertas cerradas debido a que se tratan delitos de instancia privada. Además, el tribunal formado por Jorge Díaz, Mauricio Juan y María Alejandra Ratto, ordenó a las partes que tampoco informen vía redes sociales lo que está pasando en la sala.

Se estima que el debate se extenderá, por lo menos, hasta fines de setiembre. Allí sería la sentencia, en el que los tres imputados pueden recibir una condena de hasta 50 años de cárcel.

Sergio Salinas, abogado querellante, adelantó: «Comienza el juicio, puntualmente lo que es la decisión de la doctora Gorra de la Universidad Nacional de Cuyo. Ella viene a explicar la pericia por la cual dice que Gómez es imputable y que entiende la Lengua de Señas.

«Esto es una práctica usual, es parte de la ley. El tribunal lo puede pedir y así lo ha pedido en este caso.

«El objetivo de este juicio, ya empezó, ya se hizo la orden del tribunal que se reproduzcan las cámaras gesell. Esto fue en el medio, es algo que se decidió con anterioridad y día a día tenemos muchísimas cámara gesell, no es que está suspendido».

«Internamente decimos que no deberían haber más dilaciones, el tribunal tiene que poner un límite a esto. Entendemos que es correcto que comience de una manera rápida, que empiece a tener el vértigo que todos los días declaren, declaren. Los límites se irán acomodando. Entendemos que hay como 50 cámaras gesell que se tienen que reproducir y no perder tiempo.

«También hay muchas testimoniales, unas que serán con el botón play y otras testimoniales que no tienen que ver con el botón play sino que tienen que ver por ejemplo con profesionales de las salud mental de los chicos, de los imputados, de trabajadores sociales. Todos los que ha intervenido en el mundo Próvolo».

Fuente: Jornada