Se registró un incendio cerca de una bodega en Villa Atuel

Durante la tarde de este miércoles se produjo un incendio en inmediaciones de la bodega Goyenechea, en La Vasconia, de Villa Atuel. Las llamas afectaron cinco hectáreas de terreno inculto, y fueron extinguidas por los Bomberos Voluntarios de ese distrito.
Al respecto, el jefe de la dotación, Jorge Neme, brindó detalles a FM Vos (91.5): “Las llamas nacieron sobre una calle lateral, la Cobos. Nació sobre la orilla de un canal y como no había gente ahí, no podemos determinar fehacientemente si fue intencional o cómo se originó. El hecho es que se prendió fuego y el mismo viento lo fue llevando hacia los fondos de la bodega Goyenechea. Allí trabajamos desde el mediodía hasta las 17 horas. Lo hicimos bomberos voluntarios y algunos operarios de la firma Goyenechea.
Agregó que “verdaderamente el 90% de estos incendios son intencionales. La semana pasada tuvimos otro en Real del Padre, donde se quemaron 40 hectáreas. Generalmente, por las condiciones climáticas que tenemos actualmente, después de estas heladas bastante grandes se seca todo lo que es maleza y se hace un combo perfecto que, combinado con un poquito de viento, generan este tipo de incendios”.
En cuanto a la cantidad de intervenciones, Neme sostuvo que “si bien la temporada viene arrancando ahora, ha sido una constante desde el verano. Esto nos ha hecho salir por descuidos de la gente. También tenemos el problema de fincas abandonadas y mucha maleza, que es lo que provoca estos grandes incendios”, sostuvo, y recordó que “nuestra jurisdicción es hasta el límite de General Alvear, aunque a veces prestamos servicios en el vecino departamento”.
Asimismo, el bombero recordó que la quema de malezas de manera intencional está prohibida por las leyes 26.815 de Manejo de fuego y 6.099 de Prevención y lucha contra incendios en zonas rurales. Esta quema producida por los agricultores, generalmente se efectúa sin prever picadas o cortaderas (caminos limpios entre un sector y otro) para evitar que el fuego se propague. Quienes las realizan tampoco controlan el fuego, por lo que ponen en riesgo propiedades y animales vecinos.