Se reglamentó la “estimulación hidráulica” en la provincia de Mendoza

En las últimas horas, el gobierno provincial publicó el decreto que regula la exploración y explotación de hidrocarburos no convencionales por estimulación hidráulica en la provincia.
De esta manera, se establece un marco regulatorio para la evaluación de impacto ambiental de la técnica, siendo Mendoza pionera en esta acción.
Hay que destacar que la provincia tiene un alto potencial de petróleo no convencional, por lo que se buscará incentivar este sector productivo.
Miriam Skalany, Directora de Protección Ambiental de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, dio detalles de la iniciativa a FM Vos 91.5 y explicó que “fueron muchos meses de trabajo sobre el tema, sobre un decreto que no regula la actividad sino obliga a la realización de estudios de impacto ambiental sobre el tema”.
En la actualidad existe una Ley Nacional que establece la extracción de hidrocarburos no convencionales. “Lo que se logra es fortalecer el control sobre la actividad”, indicó la funcionaria.

CASO PUESTO ROJAS
El primer caso en Mendoza se dio en la zona de Puesto Rojas, en el límite entre San Rafael y Malargue. A mediados de 2017 se realizó una prueba piloto de estimulación de cuatro pozos con fractura hidráulica, la cual ha arrojado buenos resultados.
“Se hicieron muchos estudios con universidades, fundaciones y profesionales sobre los resguardos a tener, y desde allí se realizó este decreto que es muy estricto para el trabajo”, indicó.
En este sentido, agregó que “desde lo técnico no se ve un riesgo ambiental en esta práctica de estimular la formación. Hay muchos mitos, porque la estimulación no es continua, solo se hace una o dos veces en la vida útil del pozo”.
Sobre el tema explicó que en los pozos se inyecta agua a presión con aditivos para mejorar los rendimientos. “El caso de Puesto Rojas sirvió para demostrar que se utiliza en su mayoría agua de formación y no agua dulce. Son 400 metros cúbicos por fractura, un volumen que no es excesivo”.
El proceso de estimulación es puntual, se extiende por aproximadamente 2 horas y concluido ese período el pozo se pone en producción. Se desarrolló en los años 40 y en Mendoza se aplica desde la década del 60 en formaciones convencionales.

RECHAZOS
La determinación generó algunos rechazos en Mendoza desde diferentes sectores.
Por ejemplo el abogado ambientalista y senador provincial electo por el Valle de Uco, Marcelo Romano destacó que “el decreto no respeta la Ley Ambiental 5961” y anunció que –junto a otros letrados- presentarán una denuncia sobre el tema.
Desde la Asamblea del Agua de Mendoza, Julieta Lavarello, también se sumó a las críticas y planteó que “el fracking es una actividad altamente contaminante y en Argentina no existen los controles adecuados para que se lleve adelante”.
En lo que respecta al sur provincial, una de las voces que se alzó fue la del ex diputado provincial por el PD, Anibal Ríos, quien a través de sus redes sociales destacó que “hay una Ley 8516/12 vigente y sancionada que declara a la Laguna del Atuel y su cuenca alta y media Reserva Hídrica y Área Natural Protegida”, por lo que la reserva hídrica y su ecosistema tienen prioridad por sobre cualquier intervención económica.
En este caso se señala que el nuevo decreto podría generar un “conflicto” con la ley vigente desde 2012.
Según la normativa se declara “Reserva de Recursos y Reserva Hídrica Natural la zona donde se encuentra ubicada la Laguna del Atuel en el Distrito El Sosneado del Departamento San Rafael, incluyendo las vertientes y lagunas menores, que integran el referido ecosistema”.