Se sigue realizando la peligrosa práctica del rafting nocturno

Según las normativas de Recursos Naturales de la Provincia, la navegación “nocturna” se encuentra prohibida entre las 21 y las 7 de la mañana del día subsiguiente. A pesar de eso, en Valle Grande se realizan actividades acuáticas de este tipo desoyendo las normativas vigentes.
En las redes sociales se promocionan fotografías y comentarios en torno a la práctica del “rafting nocturno”, una actividad que resulta peligrosa ya que en la cerrada noche del Cañón del Atuel resulta casi imposible divisar las piedras.
El planteo de Recursos Naturales deja bien claro que “está prohibido navegar de 21 a 7 en todos los espejos de agua de la provincia”, marcando los riesgos que esto significa.
Por solo citar un posible caso, sería bastante complicado rescatar a una persona que caiga al agua del Atuel practicando rafting (cosa habitual) en medio de la noche.
Lamentablemente, más allá de los comentarios de los propios turistas que quizá no conocen los riesgos que significa hacer este tipo de actividades sin el resguardo de la luz natural, son varias las empresas locales que irresponsablemente lo promocionan, y se puede constatar esto con solo buscarlo en Google.
Las propuestas hablan de precios de unos 180 pesos por persona, aunque cambian para mayores de 16 años. La actividad se extiende hasta entrada la madrugada, y hasta se promocionan fiestas post rafting.
Sin dudas habrá que revisar si la práctica de esta disciplina en horas de la noche es legal y segura, para no lamentar accidentes.

Compartir

¿Cree que Alberto Fernández deshonró el convenio firmado en San Rafael por Néstor Kirchner en 2006 para construir Portezuelo del Viento?

Artículo anteriorGuadalupe evoluciona favorablemente aunque con secuelas psicológicas tras el ataque del dogo
Artículo siguienteEstudiantes que visitan nuestro diario