Seguir luchando, el lema de este momento de la pandemia

Muchos de los actuales sistemas educativos, de salud o productivos a nivel mundial hace tiempo que son ineficaces. Ello ha llevado a que una parte demasiado importante de la población mundial se haya visto involucrada en injustas realidades. La desigualdad de oportunidades es un mal endémico en el mundo capitalista y la pandemia no hizo otra cosa que hacerlo evidente de manera palmaria.
Los Estados, desde luego, no se pueden desentender de estos escenarios de crisis ni tampoco desatender a su ciudadanía. Tiene que haber una previsión gubernativa, en todo caso y siempre, sobre lo que puede hacer una sociedad ante una situación como la actual.
Indudablemente los naufragios no son para hacer dividendos, sino que han de servir para repensar sobre el acontecer de tantas esclavitudes, explotaciones y desigualdades. En consecuencia, hay una gran responsabilidad social, también y sobre todo de los gobiernos, en pos de asumir cada cual sus funciones, para poder recuperar y llevar a su plenitud aquellos derechos pisoteados y deberes olvidados a lo largo de los años.
Cuidar de la fragilidad de la gente y de los pueblos significa hacerse cargo del presente en su situación más desdichada, y ser hábil para dotarlos de una vida cada día más decente, en la que sus derechos sean respetados.
Ahora bien, jamás hay que perder el anhelo de cambio, lo importante es la convicción de rectificar, de hacer equipo, de trabajar unidos para superar las divisiones y los momentos complicados como los que impone la coyuntura. Para ello, es significativo sembrar abecedarios de esperanza, en la confianza de que las dificultades puedan convertirse en fuertes promotoras de savia y de supervivencia en abundancia, transformando los dolores en alegrías y las duras noches en días. Claro, la faceta práctica, el trabajo y el compromiso deben ser tópicos a asumir a diario si es que pretendemos que el futuro sea mejor.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorFrancia vuelve al confinamiento estricto por un mes
Artículo siguienteFrase