Según Cafiero se compraron 65 millones de vacunas pero hay «dificultades a nivel mundial»

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se refirió a la situación que atraviesan varios distritos que no disponen de dosis de vacunas contra el coronavirus para aplicar y remarcó que el Gobierno compró «65 millones de vacunas», pero la llegada está demorada por «dificultades a nivel mundial». También ratificó que «nunca hubo un impedimento» para que las distintas jurisdicciones del país, incluida la ciudad de Buenos Aires, compren vacunas contra el coronavirus y apuntó a que parte de la oposición parece buscar «más un efecto político electoral con sus declaraciones».

«La ciudad siempre estuvo autorizada. Hay una ley del año pasado que tuvo el debate de todas las fuerzas políticas y el apoyo de algunos miembros de la oposición. Era de público conocimiento. Pero vale más el efecto político y electoral de alguna declaración que leer una norma», dijo Cafiero esta mañana en declaraciones a FM Millenium.

En esa línea, el jefe de Gabinete aseveró que con sus declaraciones de esta semana buscó que «no se continúe con la noticia falsa de que había un impedimento del gobierno nacional para que las provincias o la ciudad pueda también iniciar sus negociaciones».

«La estrategia de compra del gobierno nacional fue llevar adelante la compra de 65 millones de dosis y estamos expectantes de que se cumplan los plazos de los contratos, pero hay dificultades a nivel global y Argentina no es la excepción», indicó Cafiero.

«Si ellos -por la oposición- están para colaborar bienvenido sea. Nosotros continuamos con la estrategia y no se ha modificado nada», agregó, al tiempo que pidió «leer un poco más los marcos normativos y no dejarnos llevar por climas políticos».

Cafiero aseguró que «la Argentina hoy está en uno de los pocos segmentos del mundo que ha conseguido que por lo menos se le cumpla el 10% de los contratos».

A la vez, dijo que «siempre está bien que los distritos se ocupen y colaboren con el proceso de vacunación», al hacer referencia a la posibilidad de los distritos de iniciar procesos de compra de dosis.

Sostuvo que «hay que leer un poco más los marcos normativos y no dejarse llevar por los climas», y evaluó que en el tema de la compra de vacunas «se mezcló la necesidad de una parte de la oposición de tener notoriedad en el escenario político y entonces empezaron a utilizar la pandemia como bandera para hacer política».

En declaraciones radiales, Cafiero indicó: «Eso no es bueno incluso no es bueno para nadie, incluso para los mismos miembros de su espacio político que diariamente tienen que lidiar con esta pandemia».

El jefe de ministros, en tanto, aseguró que si el Congreso modifica la fecha de las primarias de agosto para el 12 de septiembre, tal como propone el oficialismo, se adaptará el calendario.

«Nosotros ya lanzamos y venimos trabajando con el cronograma electoral vigente, pero si se modifica en el Congreso vamos a adaptarnos a lo que se disponga, pero cualquier tipo de modificación debe tener un acuerdo y consenso político», remarcó.

Además, volvió a referirse a la situación de la Justicia y el «lawfare» y destacó: «Estamos muy confiados en que se va a probar la inocencia de Cristina Kirchner, en que se termine de demostrar su inocencia y que se termine de perseguir a los referentes políticos en el país».

«Argentina había una clara persecución política, una utilización del Poder Judicial para perseguir a líderes de la oposición en ese momento y las pruebas de eses vínculos que se dan ratifican todas nuestras sospechas», manifestó Cafiero.