Seguridad vial: teoría y práctica

Esta semana, el Consejo Federal de Seguridad Vial desarrollará su 86ª Asamblea Plenaria en nuestra provincia. Allí, los principales representantes y referentes de esta materia a nivel nacional y provincial brindarán visiones y posibles soluciones a la problemática. Entre los tópicos a abordar en esta ocasión se destacan la infraestructura de vías, señalización y cartelería vial y la situación jurídica ante las fotomultas, entre otros.
El Consejo Federal es un organismo interjurisdiccional de concertación y acuerdo para la elaboración de políticas de seguridad vial, que también se encarga de promover la armonización de programas y acciones de prevención. Entre sus funciones más relevantes están proponer políticas de prevención de accidentes; aconsejar medidas según los fines de la ley; alentar y desarrollar la educación vial; organizar cursos y seminarios para la capacitación de técnicos y funcionarios; instrumentar el intercambio de técnicos entre la Nación, las provincias y las municipalidades; y promover la creación de organismos provinciales, multidisciplinarios de coordinación en la materia, dando participación a la actividad privada.
Durante jueves y viernes, Mendoza recibirá a estos especialistas y, como cada vez que el Consejo se une, la expectativa de la comunidad es, sobre todo, comenzar a vislumbrar una mejora en los preocupantes guarismos de accidentología vial que evidencia el país, la provincia y nuestro departamento.
Teniendo en cuenta que una parte inmensamente mayoritaria de los siniestros viales tienen como causa el error humano y las malas conductas que evidenciamos muchos de los que utilizamos la vía pública (conductores de automotores, motociclistas, ciclistas y peatones), sigue apareciendo como evidente que, más allá de las buenas intenciones de los funcionarios, si no producimos un verdadero cambio cultural entre nosotros, comprometiéndonos a respetar la normativa y, sobre todo, al resto de las personas y a nosotros mismos para no dañarnos como hasta ahora, las campañas y las medidas son poco más que letra muerta.