Siria: 32 niños murieron de frío en un campo de refugiados

Al menos 32 niños y recién nacidos murieron en los últimos dos meses, en su mayoría de hipotermia, cuando huían de la violencia hacia el campo de desplazados de Al Hol, en el norte de Siria, o poco después de llegar a este enclave, han advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

La agencia denunció el deterioro de la situación en este campo de la provincia de Hasaka, al que han llegado en solo dos meses unas 23.000 personas –»en su mayoría mujeres y niños»– que han huido de los combates abiertos en zonas rurales de la vecina región de Deir Ezzor.

Muchos de ellos llegan a Al Hol tras haber caminado durante días o viajado en camiones a la intemperie, a merced de temperaturas invernales. Miles de estos desplazados se han visto obligados también a dormir varias noches al raso tras llegar los centros de recepción y áreas de vigilancia iniciales, explicó la OMS en un comunicado.

La situación es por tanto «crítica» en un enclave que ha triplicado su población en solo dos meses, al pasar de 10.000 a 33.000 personas. Los responsables son incapaces de hacer frente a quienes viven en el campamento y de atender las necesidades de quienes llegan «desnutridos y exhaustos», huyendo en muchos casos de zonas controladas durante años por el grupo terrorista Estado Islámico.

Compartir

¿Cree que Alberto Fernández deshonró el convenio firmado en San Rafael por Néstor Kirchner en 2006 para construir Portezuelo del Viento?

Artículo anteriorEEUU y Rusia se apartan del tratado de desarme nuclear
Artículo siguienteVideo: el momento en que se rompe la presa Vale en Brasil