Soler: “El cierre del seminario nos parece una medida que no responde a una causa valedera”

El obispo de San Rafael, monseñor Eduardo María Taussig, manifestó que si bien existía entre los fieles locales la expectativa de que se revirtiera la decisión tomada por el Vaticano de cerrar el Seminario “Santa María Madre de Dios”, esto es algo que “no estaba en discusión” y se hará efectivo al terminar este 2020. Lo hizo en declaraciones realizadas en un medio del Obispado este domingo 25 de octubre. Explicó que su viaje a Roma se debió a la “situación del seminario y la situación general” y que si bien “se había generado alguna expectativa de que se revirtiera la medida, esa medida tomada por la Santa Sede no estaba en discusión”.
Uno de los fieles y laicos que objeta esta medida es el médico Miguel Soler, quien dijo a Diario San Rafael y FM Vos (94.5) que es “lamentable, realmente porque uno nunca pierde la esperanza de que Dios toque los corazones, ilumine las mentes y haga actuar según el bien de la Iglesia y de la diócesis. En este caso, el cierre del seminario nos parece una medida que no responde a una causa valedera, conocida, racional, ni siquiera dentro del ámbito civil”.
Agregó que “lo menos que se debe hacer ante una medida de tal magnitud, que afecta a tantas personas y a la comunidad, es recabar bien toda la información posible, hablar con todos, poner cuáles son las objeciones, los elementos que hacen que se tome una decisión de esta naturaleza, y que haya una expresión libre de cada uno de nosotros, porque los laicos somos católicos, creyentes y tenemos libertad, que es lo que Dios quiere para nosotros”.
En esta línea, dijo que “la Iglesia es una institución divina y humana y la cabeza es Cristo. Pero los seres humanos, los que integramos la Iglesia, somos débiles, pecadores, tenemos mil fallas. Por eso, vamos a seguir insistiendo, y llamo a todos los fieles católicos y también a aquellos que no lo son, les digo que no traten de perder esta oportunidad inmensa de creer en Dios, que en realidad es conocer quiénes somos nosotros”.
En este sentido, Soler remarcó que “esto es un llamado para los católicos. Aprovecho para que nosotros sigamos trabajando por el seminario, los seminaristas, aunque se cierre. Nosotros, la Iglesia y la humanidad necesitamos de los sacerdotes, porque Dios así lo quiso. Estamos confiados en Jesucristo y la Virgen María”.
Sobre los motivos del cierre del Seminario, dijo que “nadie sabe a ciencia cierta por qué se cierra. Lo que se dijo es que había desobediencia, porque ni los seminaristas ni sacerdotes querían violentar ni su conciencia ni la de los fieles obligándolos a algo que la Iglesia no acepta, que es que uno comulgue de una manera determinada”.
Cabe resaltar que desde que comenzó este conflicto, intentamos obtener desde FM Vos (94.5) y Diario San Rafael la palabra de monseñor Taussig o del Obispado local, pero siempre fue denegada.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorRobaron en una cancha municipal de hockey
Artículo siguientePiden que se normalicen las frecuencias de los micros entre los departamentos del Sur