Solo 27 de los 5 mil créditos del Banco Nación en Mendoza tienen atraso en su pago

Ercilia Nofal, del directorio del Banco Nación, rechazó con números el planteo del precandidato a gobernador del PJ, Alejandro Bermejo, de eliminar las UVA como sistema para actualizar las cuotas. La funcionaria mendocina dijo que hay apenas un caso de mora (tres meses sin pagar) y que en campaña se promete cualquier cosa mientras más lejos se está del poder.
Las declaraciones se dieron en FM Vos (91.5) luego de que el precandidato peronista del frente Elegí, Alejandro Bermejo, presentó un proyecto en el Congreso nacional para derogar la aplicación de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) como instrumento para valuar el capital adeudado por los tomadores de créditos hipotecarios.
Nofal afirmó que “a nivel nacional, en promedio, es menos del 1,2% la morosidad sobre el total de los créditos hipotecarios dados en el Banco Nación en Mendoza, creo que es innecesario generar un gasto público para comprar una cartera masiva de 7 mil créditos y no tratar los casos individualmente. No voy a negar que transitamos un momento difícil, pero sobre los 7 mil créditos de vivienda otorgados en Mendoza, hay 2 mil de construcción que no se cuentan porque cuando se termina la vivienda recién comienza a pagarse; de los 5 mil restantes hay un solo crédito moroso y no es en UVA, es de la línea Nación tu casa en pesos, y con una tasa del 14 al 16 por ciento, que es una cuota accesible”.
La funcionaria explicó que “a partir de los 90 días la banca considera la mora, entre 30 y 60 días es una pre-mora, hay tres casos, dos en pesos y uno en UVA, y de menos de 30 días de atraso hay 23, pero es un atraso como el que puede pasar con la tarjeta y al pagarla al mes siguiente no es mora”.
La sumatoria de todo, mora y solo atrasos, da 27 créditos sobre 5 mil en la provincia. “Me parece que exponer $9 mil millones o lo que sea para gastar en comprar 5 o 7 mil hipotecas es mirar el mundo al revés, no es atender un problema sino generar uno, el mal uso de los fondos fiscales lo pagamos todos, en este país ya tenemos historias de mal uso de fondos fiscales: de Cavallo cuando compró la deuda privada; Bossio y el gobierno anterior cuando hicieron la jubilación sin aporte de 3 millones y medio: dos millones son gente que tiene campo, que vive en la Recoleta y que en su vida había aportado, y la pagó el sistema jubilatorio y los que pagamos aportes”.
Para Nofal, “si alguien está pasando un mal momento, es comprensible que el Estado vaya y lo ayude, y hay una norma que si la cuota supera el 30% del ingreso, los bancos obligatoriamente deben alargar los plazos a fin de acomodar la cuota”.
Finalmente, y minimizando la idea de Bermejo, dijo que “cuando uno está en campaña política, rescato el teorema Baglini, cuanto más lejos se está del poder, mayores son las promesas, y cuanto más se acerca al poder, las promesas se van ajustando a la realidad. En campaña prometen cualquier cosa”.