Sonría

Un paciente llama a la oficina de su psiquiatra y le pregunta a la secretaria:

– Señorita, está el p’siquiatra?

– No señor, el doctor no está, y además, señor, le aclaro que no se dice p’siquiatra sino siquiatra, porque la ‘P’ no suena. ¿Quiere dejarle algún mensaje, señor?

– Sí, dígale que lo llamó edro érez, al que no se le ara la ija…

Compartir

¿A qué atribuye el endurecimiento del cepo al dólar?

Artículo anteriorHoy se realizará la “Carrera Pedestre” del Automóvil Club
Artículo siguienteYa se exhiben productos con “precios cuidados” en San Rafael