Spotify no se conforma sólo con la música

Spotify no se conforma sólo con la música

El gigante de la música en streaming ha decidido invertir en proveedores de contenidos sonoros y en herramientas de grabación para particulares, ambos negocios ajenos estrictamente a la música, con el objetivo de reducir su exposición a las grandes casas discográficas. Pese a que la empresa sueca mantiene un feliz idilio con la industria de la canción, también apuesta por diversificar con otro tipo de ofertas llamadas a crecer en los próximos años, como es el caso de los podcast. Así, la firma de Estocolmo ha anunciado la compra de GimletMedia (que dispone en su catálogo de cabeceras de podcast como Crimetown, Reply all y StartUp) y Anchor, proveedor de software para grabar y distribuir los audios sonoros. Se desconoce el importe de la operación, pero ha trascendido que la prospera compañia está dispuesta a invertir hasta 500 millones de dólares al año en este tipo de adquisiciones estratégicas.