Suspendieron el fallo que podía dejar en libertad a Lula

Finalmente el expresidente de Brasil,Luiz Inacio Lula da Silva, permanecerá en prisión pese a que se había especulado con la salida de un fallo judicial que lo beneficiaría. El Supremo Tribunal Federal dio marcha atrás con la medida y Lula no saldrá en libertad.

El juez Marco Aurélio Mello, del Supremo Tribunal Federal (STF), sorprendió este miércoles al anunciar la liberación de los presos con recursos pendientes tras haber sido condenados en segunda instancia. Esa es la situación procesal en que se encuentra Lula desde abril, cumpliendo una condena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

«Concedo la suspensión de la medida cautelar para suspender los efectos de la decisión anunciada el día de hoy», escribió Dias Toffoli. El magistrado también anunció que dejaba sin efecto la medida de Mello hasta que el STF vuelva a tratar el próximo 10 de abril, en sesión plenaria de sus 11 miembros, la cuestión del encarcelamiento después de un fallo de segunda instancia, decidido por el propio STF en 2016.

La noticia se da a pocos días de que el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, asuma a su cargo. El líder ultraderechista fue muy crítico de los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) y celebró en su cuenta de Twitter que Dias Toffoli de marcha atrás con la iniciativa.

No es la primera vez que la situación de Lula origina una confusiónE judicial. Lo propio había sucedido el domingo 9 de julio, cuando un juez de turno de un tribunal de segunda instancia ordenó su liberación, pero la medida fue contrariada por otro magistrado.

El expresidente Lula (2003-2010) fue condenado en primera instancia a nueve años y seis meses de prisión por corrupción y lavado de dinero en julio de 2017, acusado de haber recibido un apartamento en el litoral de Sao Paulo a cambio de favorecer a constructoras en contratos con Petrobras.