Tambos y empresas mendocinas beneficiadas por la falta de leche

La crisis de la leche generó un cambio en el modo de consumir de los mendocinos. Gran parte se volcó a comprar en tambos o empresas como Yogurlac, en Las Heras o La Alborada en Godoy Cruz.

Leonardo Güercio, propietario de un tambo situado en Bermejo, Guaymallén, afirmó: «En estos últimos días hemos visto un incremento, en realidad hace varios meses que venía incrementándose la venta al público y también a través de Yogurlac que nos está comprando más leche de la que compraba hace un mes atrás. Yogurlac tiene buen precio y es de una producción mendocina».

Un factor que generó pérdidas importantes en la producción de leche del país tuvo que ver con las enormes inundaciones que generaron complicaciones en la producción.

Güercio detalló que la gente va a su tambo a comprar leche en cantidad y también en botellas de dos litros. «Nosotros estamos produciendo hace tres generaciones en el rubro. Estamos vendiendo en Mathus de Hoyos 4641 de Bermejo. La leche la estamos vendiendo a 20 pesos el litro, nosotros por ejemplo vendemos en bidones de 5 litros. También vendemos queso cremoso, sardo y ricota, el kilo a 160 pesos por horma y fraccionado a 170 pesos. Los horarios de atención son de 7 a 13 y de 17 a 20 todos los días».

Ante la pregunta de si les permiten vender leche suelta, respondió: «Nosotros la pasteurizamos, lo que si no fraccionamos en 1 litro. Lo mínimo que vendemos son 5 litros, hay gente que lleva 2 litros y se la vendemos. Después la mayor parte se comercializa a través de Yogurlac».

También aseguró que a partir del aumento que ha tenido el precio de la leche en los supermercados han visto incrementada la cantidad de gente que compra de forma suelta: «Un 20, un 30% se está vendiendo más que antes, pero ya se venía trabajando permanente con la misma venta. Este incremento no es para tirar manteca al techo pero por lo menos estamos absorbiendo gran parte de los costos y como está estabilizado el precio de los alimentamos por lo menos estamos trabajando. Lo que no podemos todavía recuperar son los animales que hemos perdido porque eso será de a poco.

Por último, y al ser consultado sobre el por qué el resto de la industria dice estar en crisis, indicó: «No es que está en crisis, sino que hay mucha exportación y lo están volcando al mercado externo y no al mercado interno, es más negocio vender afuera».