Temen que baje aún más el precio de la uva en la próxima cosecha

El mercado del vino vive un presente que conjuga la caída en las ventas, la acumulación de stock y una próxima cosecha que puede hacer profundizar la situación de exceso de oferta y poca demanda, lo que repercute en los precios, afirmó Eduardo Sancho, presidente de Fecovita.
El dirigente habló con FM Vos (91.5) y sostuvo que “estamos en una situación complicada por la caída del consumo, no solamente fue en 2018 sino también en 2017, es bastante preocupante. En el mercado interno, debido a la situación económica, va a ser difícil recuperar el consumo, las posibilidades son las exportaciones”.
En este contexto, la caída del consumo y la presión impositiva desalientan las exportaciones.
“En 2017 teníamos un vino tinto común a 12 pesos, en este momento en el mercado está entre 8,50 y 8,90, con poco movimiento de compra, al productor le aumentaron todos los insumos y vemos una baja del 40 por ciento en el precio del vino. En forma urgente se tienen que tomar medidas, si no vamos a entrar en la cosecha con precios muy bajos y va a afectar el precio de la uva”, dijo Sancho, quien agregó que “en 2018 tuvimos 25 millones de quintales, es una cosecha media, la torta se va achicando, la gente tiene memos capacidad de compra, si no se apunta a un mercado externo urgente, nos vamos a encontrar que la situación se sigue agravando porque se produce una sobreoferta y baja demanda y eso hace caer los precios”.
El pedido al Gobierno nacional es que “aumenten los reintegros y bajen las retenciones. Tenemos aranceles altos en la mayoría de los países: Sudáfrica tiene un 25% para Argentina y para España tiene 0”, dijo, y aseguró que por eso se reemplazó allí el vino argentino por el español.
Sancho evaluó que “además de reintegros bajos, tenemos retenciones y no se puede exportar, y esto también afecta al país, porque no entran dólares. Hemos perforado los 20 litros de consumo per cápita al año que teníamos en 2015, estábamos en 23 litros y ahora en 19,8”.