Temporada de pesca se amplió a otros espejos

A pesar de que en los primeros días de noviembre se abrió la temporada de truchas, desde ayer comenzó la etapa fuerte de pesca en San Rafael, con la habilitación de los salmónidos en Agua del Toro, Los Reyunos y Valle Grande, además de los pejerreyes y las percas, que se encontraban vedados.
Si bien se espera una amplia afluencia de pescadores, hay que recordar que para pescar en Mendoza es obligatorio el carnet de pesca, que se tramita con DNI y la compra del código 296. Es de carácter anual, aunque también hay permisos “turistas” que duran 15 días.
Los salmónidos (trucha marrón, arco iris y fontinalis) estaban habilitados en algunos espejos desde el 2 de noviembre, pero en Agua del Toro, Los Reyunos y Valle Grande comenzó este 1 de diciembre y se extiende hasta el 3 de mayo de 2020.
El pejerrey (patagónico y bonaerense) se extiende hasta el 13 de septiembre de 2020, salvo en El Nihuil, donde se cierra el 9 de agosto. En Valle Grande, los fines de semana y feriados, se extiende hasta el 1 de diciembre de 2020.
La perca irá también hasta el 13 de septiembre de 2020, mientras que para carpas, dientudos y mojarras está abierta todo el año.

CANTIDADES PERMITIDAS
Para cada ambiente y especie hay cantidades delimitadas de ejemplares. Para los salmónidos, en laguna El Sosneado, Los Reyunos, Agua del Toro, ríos Diamante y Atuel se permite el sacrificio de 4 salmónidos por pescador por salida, en El Nihuil solo 1 y en el coto de pesca del Diamante solo captura y devolución obligatoria.
Para la perca, se permiten 10 por pescador en El Nihuil y 15 en el río Atuel aguas abajo del dique Valle Grande. De pejerrey se permiten hasta 25 en El Nihuil, 30 en Agua del Toro, Valle Grande y Los Reyunos, y está vedado en laguna La Salina.
Además, en Agua del Toro, Los Reyunos y los ríos Diamante y Atuel (aguas abajo de Valle Grande) hay pesca sin límite para carpas y dientudos, y hasta 50 mojarras.