Tenía más de 2 gramos de alcohol en sangre, cayó con el auto a una acequia y lo detuvieron

La problemática del alcohol al volante, a pesar de las severas sanciones que se aplican a quienes incurren en esa falta, sigue siendo un tema de preocupación para las autoridades policiales y judiciales del departamento, como así también algo que afecta a la sociedad en general, teniendo en cuenta que quienes van detrás de un volante y alcoholizados, no solo ponen en riesgo su vida sino también la de terceros.
El caso que nos ocupa en este artículo data del domingo, poco antes de la medianoche. Un llamado al 911 informó sobre un accidente en la intersección de calles Saavedra y San Luis, por lo que hasta el lugar se desplazaron agentes de Cuerpos Especiales. Cuando llegaron, observaron –dentro de una acequia– un Renault 6 y en la parte delantera dos hombres que intentaban retirarlo. Al percatarse de la presencia de los efectivos, los sujetos empezaron a correr y comenzó una persecución que terminó con la aprehensión de uno de ellos, Osvaldo Aníbal Campos.
Los uniformados rápidamente detectaron que Campos estaba bajo efectos del alcohol, por lo que le realizaron un test de alcoholemia que acusó 2,07 g/l en sangre. El máximo permitido para conducir automotores es 0,5, por lo que Campos tenía cuatro veces más del límite.
La primera medida del ayudante fiscal en turno fue labrar actuaciones por infracción al Código de Faltas, en su artículo 95. El hombre quedó detenido en la Comisaría 32ª, donde además se abrió una causa por “averiguación procedencia”, teniendo en cuenta que el automóvil carecía de todo tipo de documentación.