Terminaron el túnel para rescatar al niño en el pozo

El lunes por la noche finalizaron los trabajos de perforación de un túnel vertical de 60 metros de profundidad paralelo al pozo de 100 metros bajo tierra al que cayó el niño Julen en la localidad española de Totalán, situado en la provincia andaluza de Málaga.

Sin embargo, a los mineros les tomaría entre 35 y 37 horas más llegar hasta el punto donde se cree que el menor está atrapado (a unos 70 metros de profundidad), debido a que primeramente deben reforzar el túnel vertical y hacer una galería para poder realizar las labores de rescate.

La tarde del pasado domingo, la perforadora alcanzó los 45 metros de profundidad de los 60 necesarios, y los operarios trabajaron durante toda la noche para terminar el túnel vertical.

El 13 de enero, el pequeño Julen, de dos años, cayó en un agujero fruto de una excavación ilegal de 107 metros de profundidad, acometida en su día en busca de agua y posteriormente abandonada sin mantenimiento de ningún tipo. Sus escasos 25 centímetros de diámetro hacen imposible el acceso de ningún adulto.