Terminó la ronda de testigos y el juicio a Silva entró en su recta final

El juicio a Julieta Silva por la muerte de Genaro Fortunato entró en su etapa final con el fin del paso de testigos por la sala de debate, y ahora sólo resta que se hagan los alegatos de las distintas partes y luego la sentencia del tribunal.
Los alegatos, donde cada parte argumentará a favor de su posición y solicitará una sentencia de acuerdo a su criterio, se harán la semana que viene pero la fecha exacta será definida en la jornada de hoy.
En la jornada de ayer pasaron los últimos testimonios. Candela Limeses, que esa noche fue parte del grupo que al principio compartió el auto de una amiga de Silva para salir, relató lo sucedido.
“Lo único que vi es que por ahí él era celoso. Si pasaba alguien cerca pedía que no la mirara. Estábamos cerca del baño de mujeres y justo un chico se paró al lado de la puerta y no sé qué pasan que se gritan y Genaro le dijo ‘qué mirás a mi novia’; yo me acerqué al otro chico (por Maure) y le dije no le des pelota”.
También dio su testimonio una joven, Carolina Quiroga, que estuvo la noche del hecho en el boliche Mona y contó que en un momento vio a Silva gritando y haciendo ademanes. Detrás de ella “venía Genaro que decía ‘bueno, bueno”.
Luego declaró Agustina Bergaglio, que aquella noche acompañó a Martín Maure, que fue quien tuvo el entredicho con Genaro. Dijo que ella no vio nada. “Me enteré al otro día, me llama una amiga y me comenta que Genaro había fallecido, le comento a Martín y me dijo que se acababa de enterar y que el día anterior Genaro lo había querido pelear”.
También se escuchó el testimonio de una mujer que entonces era cajera de Mona que lo que aportó es que según su recuerdo aquella noche al salir “había mucha niebla”.
Por acuerdo de todas las partes se desistió de escuchar el testimonio de varios testigos, entre ellos de las ex parejas de Julieta Silva y Genaro Fortunato. Anoche el tribunal al cierre de esta edición realizaba una inspección ocular en el lugar del hecho, procedimiento que se hacía sólo a efectos de que los jueces vean el lugar y que no incide en el resultado de la causa.

Los fiscales insisten
en que no fue
un hecho culposo
Al término de la jornada los representantes del Ministerio Público Fiscal, Fernando Guzzo y Andrea Rossi, señalaron a la prensa que luego de escuchados los testimonios siguen sosteniendo la postura de que se trató de un hecho de homicidio con dolo eventual y no de un hecho culposo, que es como normalmente se caratulan los siniestros viales comunes.
Vale recordar que la causa llegó a juicio con dos imputaciones alternativas (incompatibles una con otra): homicidio simple con dolo eventual y homicidio culposo agravado.

Compartir

¿Cree que sería conveniente habilitar el ingreso de turistas de otros lugares de Mendoza a San Rafael?

Artículo anteriorHace diez años
Artículo siguienteUn ranking reveló la aplicación que más tiempo consume de nuestra vida