Tiene cuatro hijos y busca trabajo de forma desesperada

Jorge Páez (29) es un hombre oriundo de Mendoza Capital, plomero-gasista matriculado, cuya situación económica es muy seria, por lo que a través de FM Vos (94.5) y Diario San Rafael pide trabajo desesperadamente.
Hace aproximadamente seis años se fue de la provincia de Mendoza a Salta, donde formó su familia y trabajó en una empresa lechera. Si bien estaba en negro, el dinero que ganaba le alcanzaba para mantenerse. Sin embargo, hace aproximadamente tres años y medio se quedó sin trabajo.
Con dinero que tenía, en una zona cercana al río Tuel, en Salta, pudo comprar un lote, hizo su casa (prefabricada) y formó “otra vida”, dedicándose al comercio de fruta y verdura.
El río Tuel es un afluente del Pilcomayo, que en una crecida rebalsó y le “llevó su casa”, junto a los elementos que usaba para la verdura, por lo que debió marcharse de allí junto a su familia, la que actualmente está compuesta por su esposa, sus hijo Máximo (5), Leonardo (4), Yutiel (3) y una nena de 11 meses.
Se acercó gente del Gobierno de la Nación que les ofreció irse a la zona de Retiro, Capital Federal, donde se quedaron en un albergue. Si bien les habían dicho que les darían un subsidio, jamás lo recibieron. Aseguró que salió a buscar trabajo, pero no consiguió.
Contó emocionado que al ver a su familia así (de tener todo a no tener nada), le dio una suba de presión arterial. De Retiro fueron a Córdoba con el poco dinero que tenía a pedir ayuda a un hermano. Sin embargo, no lo encontró y eso le agravó las cosas desde el punto de vista de la salud. Le hicieron una propuesta de trabajo y de vivienda en Río Gallegos, Santa Cruz. Hubo gente vinculada a la política que lo llevó a un lote asegurándole una ayuda que, una vez más, no llegó. Quedaron allí tapados apenas con unas chapas a pesar de las bajísimas temperaturas. Consiguió trabajo a través de changas. “Hasta las 5 de la mañana hacía fuego para que mi familia no se congelara”, aseguró. Pasaron seis meses, pero no pudo establecerse. Se fue a Puerto Madryn con otra promesa de ayuda, pero también fracasó, por lo que se fueron a Cipolletti y desde allí a San Rafael, adonde llegó el jueves.
Actualmente se encuentra en un hospedaje ubicado en calle Comandante Salas 774, de donde en breve deberá marcharse.
Se trata de un hombre desesperado, que está dispuesto a trabajar de lo que sea y pide ayuda de todo corazón. Quien pueda colaborar con esta familia, puede comunicarse al teléfono 0296 6447977.

Jorge Páez,

Jorge Páez, necesita de la ayuda de todos. Busca trabajo para poder mantener a su señora y sus cuatro hijos.

Posted by FM VOS 94.5 on Thursday, September 5, 2019