Tiene numerosos antecedentes penales, le dieron prisión domiciliaria y se escapó

La Policía busca intensamente a Cristian Alejandro Flores Torres, quien se encontraba bajo arresto domiciliario y se fugó tras haber roto la pulsera electromagnética con la que era monitoreado por el Servicio Penitenciario.
Según informaron fuentes judiciales a Diario San Rafael, Flores había sido beneficiado con la medida para cumplirla en una vivienda de calle Presidente Alvear al 2900, en la zona sur de nuestra ciudad, luego de ser detenido y condenado por cometer una serie de hurtos en el radio céntrico.
La ausencia de Flores del domicilio de calle Presidente Alvear se verificó el último sábado en la madrugada, cuando en el sistema de monitoreo del Servicio Penitenciario de Mendoza se detectó que la pulsera correspondiente al sujeto estaba “fuera de rango”. Al arribar los uniformados al inmueble en cuestión, un tío del detenido les aseveró que Flores estaba ebrio y se había retirado de la propiedad. En el lugar los efectivos no encontraron la pulsera, por lo que se sospecha que el malviviente pudo deshacerse de ese elemento clave que tiene el SPM para garantizar el cumplimiento de los arrestos domiciliarios.
Hasta ayer, de acuerdo con las averiguaciones hechas por este diario, nada se sabía de Flores. Por lo ocurrido en la Comisaría 38ª se abrió una causa caratulada “evasión”, lo que dio lugar a una orden judicial solicitando la recaptura del sujeto, que abocó a la Policía a un intenso operativo para dar con el delincuente.
Numerosos antecedentes
Otro dato confirmado por nuestras fuentes indicó que Flores Torres tiene numerosos antecedentes penales y, debido a ello, múltiples ingresos a la cárcel de San Rafael, de donde siempre logró salir y en el corto plazo.
Desde 2013 hasta la fecha no dejó de cometer delitos por los que quedó detenido y le valieron su estadía en la penitenciaría. Sin embargo, gracias a decisiones judiciales, logró tener oportunidades de reinsertarse socialmente. Lejos de eso, Flores Torres –en abril pasado– cometió una serie de hurtos en el centro y fue detenido y trasladado una vez más a la cárcel, de donde salió el 23 de mayo para cumplir arresto domiciliario en la casa de donde escapó el pasado sábado.
¿Por qué, después de tantos antecedentes e ingresos a la penitenciaría, Flores Torres gozaba del arresto domiciliario? Es la pregunta que nos hicimos ayer pero que nadie nos supo responder.