Trabajan en los desagües aluvionales de Cañón del Atuel y Valle Grande

La Dirección de Hidráulica viene realizando una serie de trabajos de desembanque y mantenimiento de cauces en diferentes puntos de la provincia. En esta oportunidad, realiza tareas de acondicionamiento en Cañón del Atuel y Valle Grande.
En esta zona hay varios cauces aluvionales que descargan en el río Atuel y que son muy activos durante la temporada estival porque tienen una marcada pendiente y reciben una importante cantidad de material. Este embanque afecta directamente las alcantarillas de cruce en la Ruta 173, que es una de las vías de circulación más importantes para el sector turístico en el Sur.
“Las tareas se hacen en los cauces de Valle Grande, en particular estamos trabajando en un cauce de aproximadamente 800 metros. Este cauce no tenía salida al río Atuel, generando zonas de inundación y daño en construcciones. Ahora estamos haciendo la apertura al río”, explicó el ingeniero Pablo Rodríguez, responsable del área técnica de Hidráulica.
Es importante recordar que las tareas de mantenimiento en el sistema primario de colectores aluvionales se hacen una vez al año. El objetivo es que estén en condiciones operativas –hidráulicas y estructurales– para conducir los caudales proyectados en el período de alerta aluvional, lapso en el que se producen las tormentas estivales en Mendoza, es decir, de noviembre a marzo.
El beneficio directo es la protección de las personas y sus bienes (infraestructura pública y privada) ante un evento de crecida aluvional en la zona.