Trabajo a distancia y derechos laborales

Según una encuesta reciente del portal de empleos Bumeran, el 36,5 por ciento de los argentinos que tienen un vínculo laboral de dependencia realiza su trabajo desde su casa y el 62,2 por ciento considera que su labor es más productiva en su hogar que en la oficina.
Asimismo, el relevamiento arrojó que el 78,6 por ciento de los consultados cree que el teletrabajo será incorporado de forma permanente por las empresas, mientras que el 87,6 por ciento considera que en los próximos meses podría aprobarse un nuevo marco legal para regular este tipo de relación laboral. Cabe aclarar que son 21 los proyectos de ley que se presentaron en el Congreso de la Nación para regular las relaciones laborales en esta modalidad de trabajo remoto.
Si bien cada una de las propuestas hace hincapié en un aspecto u otro relacionado con la protección jurídica de los trabajadores y las trabajadoras, casi todos coinciden en la necesidad de garantizar el cuidado de la salud, la representación gremial, la conciliación con las obligaciones familiares, entre otros derechos de la persona en relación de dependencia.
En la actualidad no hay un único instrumento jurídico que aborde las cuestiones relacionadas con el trabajo remoto, sino que existe un conjunto de leyes que engloban la actividad.
La regulación única urge puesto que, volviendo a la estadística, el 28,5 por ciento de los que participaron en la encuesta asegura que trabaja fuera del horario habitual y más horas que antes, mientras que el 21,4 por ciento reconoce que no cuenta con los materiales adecuados para trabajar y el 19,8 por ciento plantea que le cuesta desconectarse y establecer límites entre su vida personal y la profesional.
La pandemia generó un escenario que obligó a diseñar una nueva organización laboral en las empresas. Es de esperar que se logre aprobar un nuevo marco normativo que regule el trabajo a distancia a partir de un debate que refleje la postura y los genuinos intereses de los distintos sectores involucrados y que, a la vez, permita generar nuevas oportunidades de trabajo decente.

Compartir

¿Cree que sería conveniente habilitar el ingreso de turistas de otros lugares de Mendoza a San Rafael?

Artículo anteriorCornejo sobre la Nación: “Creo, subjetivamente, que quieren que le vaya mal al Gobierno de Mendoza”
Artículo siguienteFrase