Tráfico y venta de droga: 4 años y 4 meses de prisión para la exsenadora Raquel Páez

El juez Alejandro Piña, del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de Mendoza, acogió el acuerdo entre la fiscalía y la defensa de la imputada en el marco de un juicio abreviado y, tras ello, condenó a la exsenadora provincial sanrafaelina Raquel Páez (55) a la pena de cuatro años y cuatro meses de prisión como autora penalmente responsable del delito de tráfico y comercialización de estupefacientes, a raíz de un hecho ocurrido a fines del año pasado.

En esa misma instancia, Piña dictó idéntica condena para María Laura Narváez (35) –también como autora del delito– y dispuso una condena condicional de 3 años de prisión para Renzo Molina, hijo de la exlegisladora, por haber sido considerado partícipe secundario en el hecho. En este último caso, Molina –que estaba detenido en la capital provincial– recuperó su libertad.

El hallazgo de la droga
Tal como informó Diario San Rafael en su edición del 15 de noviembre de 2019, Páez y su hijo fueron aprehendidos por personal de Gendarmería Nacional que seguía instrucciones del Juzgado Federal N° 1 de la capital provincial, a cargo del juez Walter Bento, y que se encontraba investigando una red de tráfico y comercialización de drogas.
La detención de la exlegisladora y su hijo se produjo cuando personal de Gendarmería desarrollaba un control en la Ruta Nacional 40, a la altura del paraje Zapata, en Tunuyán, y allí descubrió que los mencionados transportaban algo más de un kilo de marihuana en su automóvil Chevrolet Agile.
Horas más tarde de esa aprehensión, el juez Bento extendió tres órdenes de allanamiento sobre los domicilios de las personas investigadas. Se registraron dos viviendas ubicadas en la capital provincial y la casa de Páez, en la calle Lavalle de nuestra ciudad. Este accionar dio como resultado la incautación de 48,8 gramos de marihuana fragmentada lista para la comercialización, plantines y frascos con aceite de cannabis, 21 gramos de una sustancia destinada presumiblemente para corte, envoltorios, papel films, cuadernos con anotaciones, dinero en efectivo, celulares, computadoras, GPS y una placa identificatoria con la leyenda “senadora provincial”.
En la capital provincial, además, fue detenida Narváez, por entonces pareja de un hombre que estaba detenido en el penal provincial y quien sería el encargado de digitar los movimientos de la organización.