Tragedia en Rama Caída: un niño se ahogó en una pileta de lona

Una triste noticia se conoció ayer por la tarde, cuando se confirmó la muerte de un niño de 7 años como consecuencia de haberse ahogado en una pileta de lona que estaba armada en su casa de Rama Caída.
Al cierre de esta edición, la escasa información que trascendió dio cuenta que el pequeño –de apellido Quiroga- estaba en su propiedad de calle La Bodega, en el paraje Rincón del Atuel, cuando por sus propios medios decidió introducirse en la pileta, que tenía el cobertor colocado. En ese momento, por razones que se tratarán de dilucidar, el menor quedó inmerso bajo el agua y se produjo su ahogamiento. Cuando sus familiares lo encontraron, el chico todavía estaba con vida y por eso fue trasladado de urgencia hasta el hospital Schestakow, donde lamentablemente murió a raíz de un paro cardiorrespiratorio.
Anoche, al decretarse el fallecimiento, la Policía trabajaba bajo órdenes del fiscal Fabricio Sidotti, quien quedó a cargo de la causa caratulada “averiguación causales de muerte”. Entre sus medidas incluyó la necropsia al cuerpo y también revisar el lugar donde se produjo el ahogamiento del niño.
El triste desenlace se suma a otros hechos de similares características que han ocurrido en otros veranos en San Rafael y que tienen que ver con muertes por ahogamiento en épocas donde las piletas, canales de riego, ríos o espejos de agua suelen tener demanda de quienes buscan mitigar el calor. En este marco, es indispensable tener un estricto control de los niños para evitar noticias horrendas como la que hoy nos toca dar.