Transportes escolares: “El sector está atravesando una incertidumbre muy grande”

Esta semana regresan los alumnos a las aulas en toda la provincia y uno de los factores de gran importancia a tener en cuenta son los transportes escolares, pues muchos estudiantes dependen de ellos para poder llegar a clases. Sobre el método de trabajo que tendrán, brindó algunos detalles a FM Vos (94.5) y a Diario San Rafael, Diego Bonano, titular de la Cámara de Transportes Escolares de Mendoza.
“El sector está atravesando una incertidumbre muy grande, lamentablemente porque hablando con colegas, a diferencia de otros años, lamentablemente el teléfono ha sonado poco y nada y esto es debido a la manera de la modalidad con la que van a volver los chicos, las distintas modalidades con las que van a estar volviendo los chicos a las escuelas hacen que los papás tengan aún dudas al momento de contratar el servicio”, dijo Bonano y agregó que si bien hay muchos padres que ya tienen definido el cronograma y la modalidad de cómo van a volver sus niños a la escuela, “hay muchos que a esta fecha aún no lo tienen muy definido”. “Eso a nosotros nos genera una incertidumbre muy grande, porque el papá hasta no estar decidido no llama al transportista escolar y con los pocos papás que nos llaman se nos hace difícil y prácticamente un rompecabezas que tenemos que armar, porque todas las escuelas tienen distintas modalidades, distintos horarios de entrada, distintos horarios de salida y eso hace que no nos suene tanto el teléfono”, lamentó.
Cabe decir que al estar acomodados los estudiantes por grupos reducidos, algunos cursan semana por medio o cada dos semanas, mientras que otros lo hacen día por medio y en horarios escalonados (dependiendo el caso). De ese modo, el transportista debe armar un recorrido muy variable a fin de pasarlos a buscar, llevarlos al colegio y viceversa.
Es necesario tener en cuenta que así como hubo quienes dejaron de trabajar durante el 2020 y eso les provocó severos daños, quienes trabajan con el transporte escolar están “parados” desde diciembre del 2019 prácticamente. “Nosotros estábamos expectantes de que iba a volver el 100% de la presencialidad, pero de esta manera es imposible poder completar un vehículo, yo creo que los vehículos escolares van a ir a un 30% de su capacidad lamentablemente, y se hace muy difícil poner una cuota acorde de acuerdo a la modalidad que tenga cada niño”, aseguró.