Tras la aprobación de Suarez de los protocolos, esperan el visto bueno de Nación para la reapertura de los gimnasios

Mayor apertura para realizar actividad física, es una de las cosas que gran parte de los sanrafaelinos y mendocinos vienen reclamando. Por ello, el miércoles un centenar de dueños y empleados de gimnasios y complejos deportivos se movilizaron hasta la Casa de Gobierno para reclamar la reapertura de la actividad en nuestra provincia, que se encuentra paralizada debido a la pandemia de coronavirus. Tras la reunión, el gobernador Rodolfo Suarez aprobó los protocolos para la reapertura de ellos, y ahora se espera una definición de Nación.
Sobre esta realidad, Jorge Pablo Fernández, quien integra la Asociación Mendocina de Gimnasios y Afines (AMGA) dialogó con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael. “La noticia importante es que fue elevado el pedido a Nación, y si bien no tenemos una fecha cierta, el hecho es que cuanto se apruebe, van a poder reiniciar con la actividad. El protocolo lo ha aprobado el Gobernador, el área de salud hizo algunas correcciones, pero es el que quedará definido para todos los propietarios”.
Añadió que “este protocolo, tiene una primera fase de limpieza y desinfección, que hay que documentarla bajo video. En la segunda fase, se debe realizar una desinfección diaria cada 4 horas de trabajo de gimnasio. Hay que cortar para limpiar todo nuevamente”. En cuanto al nuevo funcionamiento, explicó que “será obligatoria tener el área demarcada, donde cada cliente va a disponer de 4 metros cuadrados para poder realizar su trabajo. En el caso de las salas de aeróbica, las clases que habitualmente son de una hora, van a ser de 50 minutos, y en el tiempo restante, los alumnos deberán proceder a desinfectar los elementos que hayan usado y que no van a poder ser compartidos entre quienes hagan la clase”, destacó.
Entre los cambios de este próximo reinicio, el referente destacó “lo principal será el horario de concurrencia, donde la gente debe quedar registrada. El mismo deberá ser on line o de manera telefónica. Debemos contar con esas planillas para determinar quién concurre”. En este sentido, opinó que “a veces costaba que la gente trajera sus elementos de aseo personal, pero ahora es obligatorio que concurra con tapabocas, guantes de entrenamiento, con su toalla y botella de agua. Desaparecen los dispenser, aunque los gimnasios podrán vender para la hidratación de sus alumnos”.
Para concluir, Fernández destacó la importancia de la actividad física en la salud, y también se refirió al límite de edad para poder asistir. “Hay muchos profes que han estado consultando, ya que alumnos mayores de 60 años son un alto número en algunos gimnasios. Pero el protocolo se hizo acorde al DNU de presidencia, y la edad delimitada es de 16 a 60 años. Al menos en una fase inicial, luego será el municipio o el gobernador quien atienda estas edades. Como el horario de atención, el protocolo no dice nada y como a la fecha, restaurantes y bares pueden estar hasta las 23, trabajar en ese horario sería lo más aconsejable, para dar mayor amplitud de distanciamiento”, finalizó.