Tras la aprobación del aborto, un periodista hizo un pedido repudiable: «Ahora salgan a violarlas»

Tras una maratónica sesión en el Senado de la Nación, el miércoles a la madrugada se aprobó el proyecto de Ley sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). La aceptación contó con 38 votos a favor, 29 en contra y una sola abstención, con lo que finalmente el aborto es legal, seguro y gratuito en la Argentina.

 

La aprobación del proyecto despertó la alegría de las miles de mujeres militante por el aborto legal, seguro y gratuito, que aguardaban expectantes en las inmediaciones del Congreso. Pero si bien las redes sociales se inundaron de festejos y celebraciones luego de que el Senado aprobara el proyecto, hubo también muchos que se manifestaron en contra. Este es el caso, por ejemplo, del locutor de la provincia de San Juan Eliseo Lemus, quien utilizó su cuenta de Facebook para invitar, de manera violenta, agresiva y totalmente repudiable, a los hombres a que salgan a «violar» mujeres, a raíz de que Argentina ya tiene su ley actualizada con el aborto legal, seguro y gratuito.

Tras la aprobación del aborto, un periodista hizo un pedido repudiable: "Ahora salgan a violarlas"

 

“Ahora salgan a violarlas a todas, si total el Gobierno les paga un aborto, que no se quejen”, expresó el locutor de San Juan. Como era de esperarse, la repercusión de su mensaje fue tal que decenas de cientos de internautas salieron a responderle en no muy buenos términos. De hecho, incluso las organizaciones feministas locales como Ni Una Menos SJ y Mesa por el aborto legal en San Juan repudiaron los dichos del periodista y decidieron tomar acciones legales contra el locutor por sus lamentables palabras, teniendo en cuenta que él es un comunicador.

 

A partir de esta frase, el Consejo de Comunicadores Sociales de San Juan salió a mostrar públicamente su disgusto con Lemus, compartiendo de manera abierta el repudio a sus palabras, y advirtió que realizará las denuncias ante los organismos que correspondan: «Es lamentable que un comunicador desconozca su responsabilidad social ante su comunidad y mucho más repudiable que haga públicos sus odios personales para hacer causa común con los violentos. Según sean los derechos que este comportamiento y expresiones vulneran. Somos comunicadores conscientes de nuestra responsabilidad, debemos seguir trabajando constantemente en nuestra formación profesional y en la excelencia de nuestra tarea diaria».

 

Para aclarar sus polémicas declaraciones, el locutor dialogó con Tiempo de San Juan y afirmó que fue hackeado. «Acabo de salir de la Comisaría, me acaban de intervenir el teléfono a mí y a toda mi familia» dijo, e invitó a «aquellos que lo acusan» a que «vengan a Calingasta y pregunten, tengo hermanas, tengo sobrinas, tengo a mi mujer, nunca les toqué un pelo». El locutor indicó que «acá donde yo vivo me dicen violador por culpa de la gente que sube estupideces a las redes». «Me amenazan en la calle, me gritan violador, es muy duro ¿Entendés?», detalló.

 

En ese momento, los diarios locales ya se habían hecho eco de la noticia y Lemus aseguró que todavía no sabe de dónde salió la captura. De acuerdo a su relato, ya realizó la denuncia por hackeo en la Seccional. El oficial que le tomó los datos fue quien le dijo que tuviera en cuenta la posibilidad de la intromisión en la cuenta de Facebook. Ante eso, el uniformado habría intervenido el celular de Lemus para hacer un peritaje de la actividad reciente. «Yo no tengo idea de quién me pudo hacer esto, me preguntaron si tengo enemigos, si alguien me vio la contraseña alguna vez, yo la verdad no lo sé», comentó.

 

 

Al regresar de la Comisaría, Lemus contó que habló con su hermana. Ella le mostró otra captura que ya circulaba por los medios donde él pedía disculpas. «Yo me entero y ni tenía el celular para hacer la publicación, porque lo estaban peritando. Entonces vuelvo a la Comisaría y el oficial se mete a mi Facebook y no aparece nada. Yo no entiendo», argumentó en su defensa. Su principal preocupación, sostuvo, es el bienestar de su familia. «Cuando salí de la Comisaría me amenazaban, me gritaban violador, acá me conoce todo el mundo. Me mandan mensajes a Messenger diciendo que van a violar a mi sobrinita de 7 años», concluyó.

 

Tras la aprobación del aborto, un periodista hizo un pedido repudiable: "Ahora salgan a violarlas"

 

 

Fuente: La Mañana de Neuquén