Tras la suba de la nafta, estacioneros esperan las medidas del nuevo Gobierno

Las petroleras aplicaron desde la madrugada del domingo un aumento promedio del 6,5% por ciento en todos sus combustibles, luego de que la semana pasada el gobierno actualizara los montos de impuestos para este sector.
Raúl Castellanos, presidente de la Cámara de Empresarios del Combustible, señaló que las causas de este nuevo aumento, el décimo del año, fueron tres. “Confluyeron los impuestos que gravan a los combustibles, que fueron incrementados por el gobierno un 5%; los biocombustibles, con los cuales se mezcla la nafta, que también fueron incrementados en un 15%; y un aumento del producto neto, la nafta y el gasoil por parte de las compañías petroleras”.
Consultado sobre si aún existe un retraso en el precio de venta, Castellanos contestó que “prácticamente no quedan, según las petroleras faltaría un 4%, según la Secretaría de Energía no existiría más desfasaje, a grandes rasgos estaríamos en equilibrio”.
El sector espera con ansias por la asunción de las nuevas autoridades nacionales. “Tenemos todas las expectativas a una semana del cambio de gobierno, no sabemos cuál va a ser la política en materia petrolera, de precios, ni las autoridades del área”.
Castellanos opinó que un “congelamiento de precios creo que sería negativo, para los consumidores está bueno porque no sube el producto, pero tiene consecuencias negativas, por ejemplo, para el sector de las estaciones, que tenemos costos grandes y atados a la inflación; si de pronto nuestros ingresos quedan congelados, tenemos un desfasaje serio. A comienzos de la gestión anterior, hace 10 años, hubo congelamiento prolongado y eso le costó la vida a unas 2.500 estaciones de servicio”.