Tras salir de Salud Mental, pasó a la cárcel el hombre acusado de golpear a sus hijos

La fiscal Andrea Rossi resolvió enviar a la cárcel al joven de 20 años acusado, junto a su pareja, de golpear a sus dos pequeños hijos. La decisión fue luego de que el sujeto recibió el alta en el área de Salud Mental, donde había sido internado tras intentar quitarse la vida.
Rossi imputó al progenitor de un niño de 2 años y 8 meses y un bebé de 4 meses por “lesiones culposas agravadas en contexto de violencia intrafamiliar” y decidió su traslado a la penitenciaría, mientras que a la madre le prohibió el acercamiento a los menores, quienes quedaron bajo la tutela de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia de la Provincia (DINAF).
Cabe recordar que el caso salió a la luz la semana pasada, más precisamente el miércoles 6 de noviembre, cuando a la guardia del Schestakow ingresaron los menores acompañados de sus padres. El mayor presentaba una fractura en el codo, mientras que el bebé tenía lesiones en distintas partes del cuerpo. Las características de las heridas abrieron fuertes sospechas entre los médicos que los asistieron y, tras la intervención del Programa Provincial de Maltrato Infantil (PPMI), se abrió una investigación que recayó en la Fiscalía de Rossi.
En la causa resultó clave el informe del Cuerpo Médico Forense que, en base a las características de las lesiones, confirmó que se trataba de agresiones físicas, por lo que bajo la lupa quedaron sus padres, quienes en primera instancia declararon que sus hijos habían sufrido un accidente doméstico, jugando con un perro. La versión no fue creída por Rossi, quien –a partir del informe forense– reforzó su hipótesis de un caso de maltrato infantil.
En virtud de lo anterior, el padre de las criaturas buscó atentar contra su vida, razón por la que fue derivado al área de Salud Mental del Schestakow, donde permaneció cerca de una semana. Allí fue sometido a pericias psicológicas y el informe concluyó que podía enfrentar una causa penal en relación a las lesiones que presuntamente provocó en sus pequeños hijos.
El joven permanecerá preso en la penitenciaría de la Mitre y en los próximos días tendrá su audiencia de prisión preventiva, donde la fiscal Rossi tendrá que plantear si solicita la continuidad de la detención del sujeto para no entorpecer el proceso o evitar un riesgo de fuga.
Luego de la primera parte de la instrucción, ahora Rossi pretende saber si existen antecedentes de violencia en la pareja y sobre los menores, es decir, si existió alguna vez maltrato a los bebés por parte de sus progenitores. Para ello se han realizado medidas tendientes a contar con la declaración de familiares y vecinos de los protagonistas de esta aberrante historia.