Traumatólogo mendocino investiga patologías poco estudiadas del Síndrome de Down

El Síndrome de Down ha sido bastante estudiado desde el punto de vista cardiológico, en cuanto a la glándula tiroides, pero respecto de la inmadurez ósea y la hiperlaxitud que poseen los pacientes, no hay demasiada información. Es por eso que el médico traumatólogo Matías López Castro (35) está llevando a cabo algunos estudios, respecto de los cuales habló con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael.
Explicó que la mayoría de los chicos down tienen un crecimiento en una determinada altura, que ronda del metro y medio, siendo muy raros verlos más altos, lo que conlleva a afecciones de rodillas, teniendo las piernas “en equis” o “en paréntesis”, por la anormalidad que generan en su crecimiento. “Yo estoy realizando un máster en España y me surgió esta idea, aparte tengo una sobrina que es discapacitada y dije ‘¿por qué no empezar por este campo?’ Me puse a investigar y verdaderamente, no hay nada, entonces pegó muy fuerte en Europa esta idea”, señaló.
Recordó que este síndrome es una patología relacionada a una duplicación del gen 21, la que causa las típicas facciones en el rostro, la estatura, las afecciones cardíacas, etcétera. Si bien los problemas de corazón retrasan la esperanza de vida, en los últimos tiempos se han desarrollado estudios que mejoraron en ese sentido.
Durante la investigación que está llevando adelante desde hace más de seis meses y tras haber visto cerca de 70 chicos, una de las cuestiones que más le llamó la atención al médico es la manera de dormir de las personas con Síndrome de Down, pues lo hacen en una “posición de indio” (con la cabeza entre las piernas). En cuanto a la parte traumatológica puntualmente, ha encontrado muchas luxaciones de rótula. “Ellos tienen un alto aguante del dolor, así que no se quejan, pueden pasar días así o convivir con las luxaciones de rótula”, aseguró.
Considera que es fundamental la estimulación temprana de los niños con este síndrome, para alcanzar un desarrollo de vida muy cercano a la normalidad. Teniendo en cuenta que engordan con facilidad, recomienda que hagan ejercicio físico de calidad.
El trabajo que está preparando está muy cerca de su conclusión, por lo que Castro planea entregarlo el mes próximo en Madrid. No obstante, su intención es continuar estudiando al menos 10 años más con la base de datos existente, aportando así conocimientos que mejoren la calidad de vida de estas personas.