Tres empresas constructoras fueron sancionadas por el RACOP

Luego del intenso proceso de reestructuración, el Registro de Antecedentes de Constructores de Obra Pública (RACOP) funciona plenamente y dentro de sus capacidades se encuentra evaluar técnica y financieramente a las empresas constructoras que deseen presentarse a las licitaciones públicas.
De ese total, tres empresas fueron sancionadas, dos de ellas por omitir datos en su declaración jurada, lo que generó que la capacidad financiera de las constructoras fuese mayor en los papeles que en la realidad, mientras que una más fue sancionada por falsear un documento público, como se publicó en el Boletín Oficial.
“Con estas acciones buscamos transparencia y diversificación en los procesos licitatorios, a fin de garantizar a los mendocinos que las obras se terminen en tiempo y forma y de este modo hacer un uso eficiente de los fondos públicos”, explicó Roberto Giachini, director del RACOP.
Desde el RACOP explicaron el procedimiento utilizado cuando se detecta algún tipo de irregularidad. “En primer lugar, se realizan los pedidos de información a los organismos provinciales o municipales correspondiente, como puede ser el IPV o el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC), se buscan las pruebas que sustentan la irregularidad y se eleva al Consejo del RACOP el pedido de sanción”.
El consejo de RACOP está compuesto por profesionales del Consejo de Ingenieros y Geólogos, del Colegio de Arquitectura, de las cámaras empresariales de la Construcción y del Gobierno de Mendoza, y es el organismo encargado de verificar lo presentado y emitir, en el caso que se requiera, algún tipo de sanción.
Las empresas sancionadas fueron Alef Construcciones SRL, Convicción SA, inhabilitadas por 3 y 6 meses, respectivamente para participar en licitaciones públicas, y WindWest sancionada por 18 meses. Según la gravedad de la falta es el período que las constructoras permanecen inhabilitadas, explicaron desde el RACOP.